ÚLTIMA HORA
Abatido el presunto asesino de al menos tres personas en Teruel

La Unión Europea debate la posibilidad de meter a los refugiados en centros cerrados

Frontex teme que la idea del presidente de la Comisión de desplegar 400 policías comunitarios en la frontera de Eslovenia sea ilegal

26.10.2015 | 00:39

Jefes de Estado o de Gobierno de trece países europeos directamente afectados por la crisis de los refugiados, entre ellos Alemania, Hungría, Grecia, Eslovenia, Serbia, Albania y Macedonia, se reunieron ayer en Bruselas, convocados por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para mejorar la toma de decisiones a la hora de reforzar los controles en sus fronteras.

Los reunidos debatieron sendos documentos de Juncker y de la agencia europea de fronteras (Frontex), en los que se incluyen medidas duras -Podemos las calificó ayer de "contrarias a los Derechos Humanos"- para rebajar la intensidad de la oleada de refugiados. Entre ellas está la de alojarlos en centros cerrados en el primer país comunitario al que lleguen, con el compromiso de no permitir el paso de refugiados a otro Estado sin su consentimiento.

Además, los reunidos estudiaron la propuesta de Juncker, que Frontex teme que sea ilegal, de desplegar de modo inmediato 400 guardias de fronteras en Eslovenia, adonde sólo el pasado miércoles llegaron 12.600 demandantes de asilo y el pasado sábado otros 7.000.

Países como Croacia y Bulgaria criticaron con dureza el texto, que anoche seguía siendo objeto de una intensa discusión por las grandes divergencias que suscita en las diferentes capitales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine