"El despliegue en Siria no inicia una nueva guerra para EEUU", asegura Kerry

01.11.2015 | 01:40

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, aseguró ayer que la decisión tomada por el presidente, Barack Obama, de enviar un pequeño contingente de fuerzas especiales a Siria no supone el inicio de una nueva guerra para su país. "El presidente ha tomado una decisión rotunda, contundente y simple, coincidente con la política que estipuló en un primer momento: derrotar y destruir al Estado Islámico", sentenció el secretario de Estado norteamericano durante una visita a la capital de Kirguistán, Biskek. "No se trata de una decisión de entrar en la guerra civil siria y no es un acto centrado en el presidente sirio, Bachar al Asad", declaró el secretario de Estado.

Kerry reiteró que esta operación "se centra exclusivamente en el Estado Islámico para acelerar nuestra capacidad de ataque" contra la organización terrorista. Con su decisión, Obama modifica su estrategia en Siria al autorizar, por primera vez desde que empezara la guerra en el país árabe, el envío de un reducido número de tropas a una zona del norte del país controlada por los kurdos para asesorar a los opositores al régimen de Al Asad. Las tropas especiales asistirán y mejorarán la capacidad de combate de la oposición moderada que combate al EI.

En 2013, Obama estuvo a punto de autorizar una acción militar "limitada" contra Al Asad, a raíz de las denuncias sobre el uso de armas químicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine