"Francia y los franceses ya no están seguros", advierte la ultra Le Pen

Fillon: "Los bombardeos en Siria invocan de forma natural respuestas terroristas"

15.11.2015 | 01:53
Un curioso fotografía las huellas del tiroteo con su móvil.

La presidenta del partido ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, denunció ayer que "Francia y los franceses ya no están seguros", y reclamó que el país recupere el control definitivo de sus fronteras y otras medidas como el cierre de las mezquitas radicales.

"Diga lo que diga la Unión Europea (UE), es indispensable que Francia recupere el control de sus fronteras nacionales definitivamente", indicó Le Pen en la sede del partido ultraderechista en Nanterre, a las afueras de la capital francesa .

Le Pen consideró que la cadena de ataques coordinados del viernes por la noche en París, que causaron la muerte al menos a 129 personas y más de tres centenares de heridos, son de una "crueldad inédita, que demuestra una nueva escalada en la violencia del terrorismo islamista".

"El fundamentalismo islamista debe ser destruido. Francia debe prohibir las organizaciones islamistas, cerrar las mezquitas radicales y expulsar a los extranjeros que predican el odio sobre nuestro suelo, así como a los clandestinos", añadió la líder ultraderechista.

La presidenta del Frente Nacional pidió también que el país determine quiénes son sus aliados y quiénes sus enemigos, que en su opinión son aquellos que mantienen "relaciones condescendientes con el islamismo radical", pero también "una actitud ambigua con las organizaciones terroristas", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine