Ola de atentados sin precedentes en la capital francesa Reacciones

El islam condena la barbarie

Representantes de los colectivos musulmanes en Galicia manifiestan su rechazo a la violencia y aseguran sentirse integrados dentro de la comunidad gallega

17.11.2015 | 01:08
Manifestantes en Bombay muestran carteles contra el terrorismo del ISIS.

Con cada atentado terrorista que sucede en Europa, la comunidad musulmana que vive dentro de sus fronteras se ve dañada. Los actos de rechazo por parte de los practicantes del islam se repiten en los medios de comunicación y redes sociales, pero sus representantes temen que esto no sea suficiente para evitar reacciones violentas hacia su comunidad. Los ciudadanos musulmanes de Galicia se unen en un contundente rechazo a los actos acaecidos en París el pasado viernes y a cualquier otra forma de violencia.

"Estas cosas nos duelen en el corazón a todos los musulmanes", asegura Mustapha El Abboubi, presidente de la Asociación Marroquí de Galicia, al comentar los atentados de París. Las comunidades musulmanas gallegas se sienten, añade, "tan indignadas y afectadas como todos los musulmanes de bien, porque el islam es paz, es amor, todo lo contrario a lo que hace esa gente", explica. Mientras ayer muchos municipios expresaron su dolor con un minuto de silencio, los ciudadanos musulmanes no pueden dejar de repetir su condena a los atentados.

Abderahim el Aziri es el responsable del centro cultural islámico de Vigo, una ciudad que cuenta con 3.000 practicantes del islam. "Siempre que suceden actos de estas dimensiones a nosotros nos perjudican porque generan desconfianza, miedo". El Aziri recuerda que ellos son las principales víctimas del denominado ISIS: "La mayoría de muertes que se producen son musulmanes, en Siria, Iraq, Líbano... y por otro lado sus actos de barbarie solo alimentan la islamofobia".

Desde el centro cultural trabajan en la integración, por ejemplo, con cursos de árabe o clases de apoyo para escolares. Pero siente que con cada acto de terror todo su esfuerzo se echa por tierra. "Apelamos a la objetividad del conjunto de la sociedad gallega, española y europea para no se deje confundir por los actos de unos criminales y con ello culpabilizar a todo un colectivo, creemos en una convivencia pacífica".

El responsable del centro cultural también tiene familia en Francia. El, como otros residentes franceses en la ciudad, siguió los acontecimientos intentando comprobar el estado de sus tíos y primos: "Lo están pasando fatal, como todo el pueblo francés, tienen miedo por sus hijos, por su trabajo".

Al mismo tiempo que instituciones públicas y organizaciones sociales celebraban ayer concentraciones de repulsa a los atentados, algunos miembros de la comunidad musulmana de Paredes, en Vilaboa, improvisaron una concentración y un minuto de silencio como muestra de rechazo a la violencia, tanto la sufrida en París como en Siria y otros lugares del mundo. Las manifestaciones seguirán hoy en Arteixo, donde representantes de la comunidad musulmana se concentrarán frente a la mezquita ubicada en este municipio coruñés.

Los portavoces musulmanes se muestra preocupados por las consecuencias que estos actos puedan tener sobre los refugiados que huyen de la guerra en Siria o de la pobreza en sus países. "El mal llamado Estado Islámico, que ni es estado, ni es islámico, es el principal enemigo del islam", sentencia El Aziri. "Un ejemplo es que los que van a pagar principales consecuencias de esto son los refugiados que se encuentran en las fronteras. A los terroristas no les basta con matarlos y echarlos de sus países. Serán víctimas por partida doble".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine