Bélgica quiere mandar directo a la cárcel a los yihadistas retornados

El Gobierno propone ampliar la detención preventiva hasta las 72 horas

20.11.2015 | 01:00

El Gobierno de Bélgica respondió ayer a las críticas de laxitud en su legislación antiterrorista con propuestas que prevén incluso un cambio en la Constitución de un país en donde se organizaron en parte los atentados del 13-N en París. Bélgica es el segundo país con más nacionales implicados en la guerra de Siria (828), después de Francia, y el primero en proporción al número de habitantes,

Mientras las fuerzas de seguridad efectuaban hasta nueve registros, con un saldo de ocho detenciones, en la región de Bruselas, el primer ministro, el liberal Charles Michel, proponía en el Parlamento una lista de medidas "excepcionales para garantizar la seguridad pública", incluida una partida extra de 400 millones en el presupuesto de 2016. Entre las medidas más restrictivas, Michel propuso que los yihadistas retornados vayan "directamente a la cárcel" y ampliar la detención preventiva de 24 a 72 horas, lo que exige cambiar la Constitución. Igualmente propuso hacer registros a cualquier hora del día en casos de terrorismo.También pidió activar el registro de datos de pasajeros aéreos (PNR), sin esperar a que la UE lo apruebe, algo que pidió en París el primer ministro francés, Manuel Valls. Las bases de datos PNR, creadas tras el 11-S, existen ya en países como Reino Unido, Italia o España, y su aprobación a escala europea se discutirá hoy en el consejo extraordinario de ministros de Interior y Justicia de los 28.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine