El rechazo de Corbyn a los ataques amenaza con desatar una rebelión en el laborismo

El laborista, uno de los principales detractores de la invasión de Irak en 2003, no cree que la propuesta de Cameron proteja su seguridad

28.11.2015 | 00:47
Jeremy Corbyn.

Altos cargos laboristas podrían presentar su dimisión si su líder, Jeremy Corbyn, les obliga a acatar la disciplina de partido y votar en contra de la petición del primer ministro, el conservador David Cameron, de extender a Siria los ataques que la aviación británica ya lleva a cabo en el vecino Irak desde finales de 2014.

Un número indeterminado de miembros del "gobierno en la sombra" -el equipo de políticos laboristas que sirve de contraparte a los ministros de Cameron, cartera por cartera- advirtieron a Corbyn de que su rechazo a los bombardeos en Siria puede empujarles a tomar esta decisión, según la BBC.

"No creo que la actual propuesta del primer ministro para bombardear Siria vaya a proteger nuestra seguridad y, por lo tanto, no puedo apoyarla", dijo Corbyn a sus diputados.

Corbyn, que es contrario a cualquier intervención militar británica en Oriente Medio, fue uno de los principales detractores de la invasión de Irak de 2003, lo que le llevó a participar en numerosas manifestaciones en contra del conflicto.

Cameron, por su parte, volvió a pedir ayer a los diputados laboristas que respalden su propuesta de ampliar los bombardeos, consciente de que una derrota en la votación beneficiaría al Estado Islámico (EI).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine