Putin vincula el avión derribado en Turquía con la compra de petróleo a los yihadistas

Los jefes de Estado Mayor de Rusia y Estados Unidos hablan por primera vez para coordinar los ataques tras un encuentro entre Obama y el jefe del Kremlin

01.12.2015 | 01:50
Putin y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, conversando en la cumbre del clima, en París.

El presidente ruso, Vladimir Putin, relacionó ayer el derribo por Turquía del cazabombardero Su-24 en la frontera siria con el suministro de petróleo del grupo terrorista Estado Islámico (EI) a territorio turco. "Tenemos todos los motivos para suponer que la decisión de derribar el avión fue dictada por el deseo de garantizar la seguridad de las vías de suministro de petróleo al territorio de Turquía", dijo el jefe del Kremlin en una rueda de prensa durante la Cumbre del Clima en París.

Putin subrayó que Rusia ha recibido "nuevos datos que confirman, lamentablemente, que desde las zonas de extracción controladas por el EI y otras organizaciones terroristas el petróleo llega en grandes cantidades, en cantidades industriales, a territorio turco". "Y la defensa de los turcomanos es solo una excusa", dijo, en relación con esa minoría siria que Ankara califica de "hermanos étnicos" y que la aviación rusa habría bombardeado en varias ocasiones, según fuentes turcas y occidentales.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, también presente en la Cumbre del Clima, prometió dimitir si se demuestra la acusación de Putin. "No es moral acusar a Turquía de comprar petróleo al EI. Si hay documentos, deberían mostrarlos, que los veamos. Si se demuestra, yo no me quedaré en el cargo. Y le digo al señor Putin: ¿Se quedará usted en su cargo?", dijo Erdogan a la prensa en París.

Antes del incidente con el avión, en la cumbre del G-20 de hace dos semanas en la ciudad turca de Antalya, Putin ya mostró imágenes de satélite de convoyes fletados por los yihadistas que presuntamente transportaban petróleo en dirección a Turquía.

Putin destacó ayer que el incidente del avión ruso fue uno de los temas estrella en la capital francesa, donde también se reunió con el presidente de EEUU, Barack Obama; la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. "La gran mayoría (de mis colegas) comparten la tesis de que no había ninguna necesidad de atacar un bombardero que no se podía defender y no amenazaba a Turquía", dijo.

Sobre el encuentro con Obama, Putin destacó que abordaron la necesidad de consensuar la lista de grupos terroristas y la de grupos opositores que deben participar en el arreglo pacífico del conflicto en Siria. "Creo que coincidimos sobre adónde ir cuando hablamos de la necesidad de un arreglo político. Debemos trabajar en una nueva Constitución y en unas nuevas elecciones", dijo el político ruso. Obama expresó a Putin sus condolencias por el incidente, pero apoyó el derecho de Turquía a defender su territorio.

Tras la reunión en París de Obama y Putin, los jefes de Estado Mayor de Rusia y EEUU hablaron por teléfono para coordinar sus ataques, tal como Putin aceptó hacer el jueves en Moscú cuando se reunió con el presidente francés, François Hollande.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine