La ley belga pudo facilitar la huida de uno de los terroristas de los atentados de París

No permitió el registro en una casa en la que había sospechas de que estuviera Abdeslam

17.12.2015 | 01:10
Salah Abdeslam.

La Policía belga no pudo realizar un registro de madrugada en una vivienda en donde podría esconderse el terrorista Salah Abdeslam, el principal sospechoso de los atentados de París en orden de búsqueda, apenas dos días después de su presunta participación en el ataque. La legislación belga impide a las fuerzas de seguridad allanar un lugar entre las 21.00 horas de la noche y las 05.00 horas de la mañana.

El Código Penal belga establece que sólo son posibles las redadas en esa franja horaria en caso de flagrante delito o para entrar en un lugar en caso de incendio. Tras los atentados del 13 de noviembre de París, el Gobierno belga ha enmendado la ley para permitir los registros las 24 horas en casos de terrorismo. Así lo explicaron ayer los ministros de Justicia, Koen Geens, y de Interior, Jan Jambon. A la pregunta de si la norma impidió a la Policía detener a Abdeslam dos días después de los atentados, Geens ha revelado que las restricciones del Código Penal impidieron a las autoridades entrar en la noche del 15 al 16 de noviembre en una vivienda en donde "probablemente" se escondía el sospecho.

Sin embargo, la Fiscalía federal belga ha matizado esta afirmación. Fuentes de la misma han confirmado a los medios locales que se retrasó el registro de un lugar relacionado con Abdeslam en el distrito bruselense de Molenbeek-Saint-Jean hasta las 05.00 horas de la madrugada, pero han asegurado que las sospechas de que se encontrara en el interior de la vivienda resultaron "negativas".

El ministro de Interior belga eatribuye a la "mala suerte" el hecho de que Abdeslam no fuera detenido horas después de los atentados cuando fue identificado en un control fronterizo a su vuelta a Bélgica, ya que no se había trasmitido aún información determinante a las bases de datos pertinentes. Jambon, además, ha llamado la atención sobre el hecho de que el terrorista fugado utilizara documentación real y no falsa para cruzar la frontera, y ha apuntado a la posibilidad de que no contara con papeles falsos porque no tuviera previsto regresar a su país.

Las autoridades austríacas detuvieron a dos personas sospechosas de estar vinculadas con los atentados yihadistas que causaron 130 muertos el pasado 13 de noviembre en París. "Están en prisión preventiva", afirmó un portavoz de la Fiscalía de Salzburgo, tras confirmar que el pasado fin de semana fueron detenidas bajo la sospecha de "participación en una organización terrorista" dos personas llegadas a Austria provenientes de Oriente Medio. Los sospechosos serían ciudadanos "franceses", según algunos medios, y la detención tuvo lugar después de que las autoridades austríaca recibieran un aviso desde Francia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine