Corea del Norte anuncia que detona una bomba nuclear y el mundo condena el reto

La ONU aprueba una resolución unánime por "violación" del orden internacional - Estados Unidos no confirma que el arma nuclear utilizada sea de hidrógeno

07.01.2016 | 02:34
El líder norcoreano, Kim Jong-un, en primera fila y en el centro, en un acto oficial hace un año.

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó de forma unánime el ensayo nuclear realizado ayer por Corea del Norte y anunció que trabajará "inmediatamente" para adoptar una nueva resolución contra el régimen norcoreano. Naciones Unidas acusó a Pyongyang de "clara violación" de las resoluciones internacionales y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó de "profundamente desestabilizador" e "inquietante" el anuncio de Corea del Norte. El nuevo ensayo nuclear realizado por este país desencadenó una reacción en cadena en la comunidad internacional, que calificó la acción como un desafío al orden y a la legalidad internacionales.

El régimen dictatorial de Kim Jong-un anunció que había hecho una prueba nuclear con una bomba de hidrógeno miniaturizada, un arma de muy superior poder destructor que las bombas atómicas clásicas, y que, de confirmarse, supondría una escalada del régimen, que está sometido a fuertes sanciones internacionales aprobadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por sus ensayos nucleares y balísticos. Las conversaciones a seis bandas sobre el programa nuclear de Corea del Norte están paralizadas desde 2008, cuando las autoridades de Pyongyang decidieron abandonar el diálogo.

La explosión puede ser verosímil: una hora antes de que se hiciera pública la detonación, se registró un movimiento sísmico de magnitud 5,1 en el norte del país. El Gobierno de EEUU expresó, sin embargo, dudas de que la bomba fuese de hidrógeno -se necesitarán varios días para determinar el tipo de artefacto nuclear- y cuestionó, en todo caso, que la prueba atómica haya sido un éxito.

Tanto Japón como Estados Unidos enviaron aviones al área próxima a la península coreana para medir la radiactividad. La Organización del Tratado de Prohibición Completa de Pruebas Nucleares confirmó en Viena que la sismicidad registrada tuvo la misma magnitud y características que la de otra prueba atómica realizada por Corea del Norte en 2013. El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) alertó de que, de tratarse de la explosión de una bomba de hidrógeno, supondría una violación de las resoluciones de la ONU.

El Consejo de Naciones Unidas, que no tenía reuniones previstas para esta semana, fue citado ayer con carácter de urgencia tras el anuncio de Corea del Norte. Tras el encuentro, a puerta cerrada y presidido por el embajador uruguayo, Elbio Rosselli, el Consejo calificó la prueba nuclear como una "clara amenaza a la paz y la seguridad internacionales".

La declaración que leyó Rosselli al final de la cita, sin aceptar preguntas, recuerda que en ocasiones anteriores habían amenazado a Corea del Norte con adoptar "medidas significativas" en caso de que siguiera con sus ensayos nucleares. "De acuerdo con ese compromiso y con la gravedad de esa violación, los miembros del Consejo de Seguridad comenzarán a trabajar inmediatamente sobre esas medidas (que serán recogidas) en una nueva resolución", dice la declaración.

La reunión fue solicitada por Estados Unidos y Japón, dos países miembros del consejo, y también por Corea del Sur, según precisó el embajador japonés ante la ONU, Motoshide Yoshikawa.

Pero, a pesar de la insistencia de los periodistas que acudieron a la comparecencia, Yoshikawa evitó pronunciarse sobre la posibilidad de que la nueva resolución que debe aprobar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas vaya a incluir sanciones adicionales al régimen de Pyongyang. "No sólo sanciones es lo que hemos ofrecido al Consejo de Seguridad", agregó el diplomático.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine