La conferencia de donantes promete 10.000 millones para el pueblo sirio

Cameron pide a Rusia que lleve a Asad a un alto el fuego - Moscú achaca el fracaso de Ginebra a sus "importantes éxitos" militares

05.02.2016 | 03:54
Refugiados cruzan la frontera serbia desde Macedonia.

La conferencia de donantes para Siria, celebrada ayer en Londres, ha prometido "más de 10.000 millones de dólares para ayudar a la población siria" y a los refugiados que huyen de la guerra civil, según anunció el anfitrión de la cita, el primer ministro británico, David Cameron. El objetivo, superado, era recaudar 9.000 millones, aunque el problema de este tipo de compromisos es que, a menudo, no se llegan a materializar nunca.

En la conferencia, organizada por la ONU, Reino Unido, Alemania, Noruega y Kuwait, participaron líderes de más de 70 países y organizaciones no gubernamentales. Cameron destacó que la cantidad "no es la solución (al problema) de Siria pero ayudará a salvar vidas". Cameron insistió en que será necesaria una "transición política" en Siria y consideró imperativo detener cuanto antes la violencia en el país. Por ello pidió a Rusia que utilice su influencia sobre el régimen de Asad para ayudar a concretar un alto el fuego en Siria.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, destacó el esfuerzo de la comunidad internacional pues "nunca antes se había recaudado tanto dinero" en un día en ayuda humanitaria, al concluir la conferencia de donantes de Siria.

Cameron admitió que el monto comprometido no resolverá la crisis civil, sino que será necesaria una "transición política" en Siria, por lo que consideró imperativo un "urgente doble esfuerzo" para detener la violencia en el país.

Como telón de fondo de la conferencia de Londres actuó durante toda la jornada la suspensión, a última hora del miércoles y hasta el próximo día 25, del diálogo de paz de Ginebra. La decisión fue tomada por el mediador de la ONU, Staffan de Mistura, quien durante cinco días hizo en vano denodados esfuerzos para obtener señales favorable a un arranque convincente de las conversaciones.

La suspensión coincidió con el segundo día de una gran ofensiva militar del Ejército sirio y grupos afines sobre la provincia de Alepo, apoyados desde el aire con bombardeos rusos, que consiguió romper el asedio del Frente Al Nusra (la filial siria de Al Qaeda) en torno a dos localidades chiíes.

Moscú atribuyó la suspensión a una retirada de la llamada oposición moderada, con sede en Riad, tras los "importantes éxitos" de su campaña en Alepo. Por su parte, la diplomacia saudí hizo recaer sobre el régimen de Damasco la responsabilidad de la ruptura y lo acusó de "falta de seriedad".

"El régimen sirio no es serio y su delegación actuó con dilación y sin disposición", subrayó ayer en rueda de prensa el ministro saudí de Exteriores, Al Yubeir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine