El presidente de la UE insta a todos los inmigrantes a dejar de venir a Europa

Tusk alerta de que Grecia "ya no es un país de tránsito" n Macedonia deja pasar a 500 personas n Dinamarca restablece los controles fronterizos hasta el 3 de abril

04.03.2016 | 01:14
Refugiados se pelean por unas naranjas, regalo de una familia griega, en Idomeni, en la frontera con Macedonia.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, apeló ayer desde Atenas a "todos los migrantes económicos" a no venir a Europa y les advirtió de que Grecia ya no es un país de tránsito. "Apelo a todos los migrantes económicos, de donde quiera que procedan, a que no vengan a Europa, a que no crean a los traficantes y a que no pongan en peligro sus vidas y su dinero", dijo Tusk durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro griego, Alexis Tsipras.

Tusk, que está recorriendo la "ruta balcánica", resaltó que "Grecia ya no será un país de tránsito" y "que las reglas de Schengen entrarán nuevamente en vigor". El presidente del Consejo aludía de este modo a la disposición que establece que quienes pidan asilo tras entrar en el espacio Schengen tendrán que hacerlo en el país por el que hayan accedido al mismo.

Tsipras anunció, por su parte, que en la cumbre extraordinaria del próximo lunes -en la que la UE se reunirá con Turquía para tratar de poner fin a la actual avalancha de refugiados sobre Europa- reclamará "sanciones" para aquellos países que no cumplen el "principio fundamental" de la UE sobre el "reparto solidario de las cargas" entre sus miembros.

"Esperamos que se reconozca que Grecia no puede asumir sola la carga. El Tratado de Lisboa contempla el reparto solidario de cargas. Nosotros cumplimos con nuestros compromisos y esperamos sanciones para los que no lo hacen", dijo Tsipras.

Según el dirigente griego, su país ya ha asumido una carga superior a la posible, lo que no le ha impedido ser fiel a los principios arraigados en su cultura de ofrecer ayuda a las personas necesitadas. Tsipras calificó de "provocativo" el rechazo de algunos Estados miembros a participar en la reubicación desde Italia y Grecia y en el programa de asentamientos desde Turquía y los países limítrofes de Siria, y emplazó a la UE a aplicar con rapidez lo acordado. De este modo, se refirió al acuerdo alcanzado el año pasado por la UE de reubicar a 160.000 refugiados desde Grecia e Italia, un compromiso que ningún país ha cumplido.

Sobre el terreno, el número de refugiados que se agolpan en la frontera de Grecia con Macedonia ha alcanzado ya las 11.000 personas, siendo más de 30.000 las que están atrapadas en todo el territorio griego. La república exyugoslava dejó pasar ayer a un grupo de unas 500 personas. En Bruselas, la Comisión Europea informó de que Dinamarca ha decidido restablecer los controles fronterizos internos hasta el 3 de abril.

En Francia, el ministro de Economía, Emmanuel Macron, advirtió de que si Reino Unido consuma su salida de la Unión, Francia dejará de frenar en Calais a los inmigrantes que quieren pasar al Reino Unido, con lo que la jungla, situada a la entrada del Eurotúnel se trasladará a su salida, en territorio británico. Miles de personas se han aglutinado en los últimos meses en torno a la ciudad de Calais a la espera de dar el salto a Reino Unido, algo que podría tener los días contados, en vista de las palabras de Macron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine