Grecia intenta trasladar a miles de inmigrantes a campamentos de refugiados

El objetivo es desbloquear la frontera con Macedonia - Unos 3.000 ultraderechistas se manifiestan en Berlín contra lo que califican como "invasión" de Alemania

13.03.2016 | 03:01
Refugiados en la zona de Idomeni, cerca de la frontera de Grecia con Macedonia.

Grecia intensificó ayer sus esfuerzos para movilizar a los miles de inmigrantes bloqueados cerca de la frontera con Macedonia hacia los campamentos de refugiados distribuidos por todo el país, mientras se han registrado dos casos de hepatitis A entre los inmigrantes en Idomeni. "Muchos de ellos están esperando una decisión en la reunión de la UE el próximo jueves. Nosotros les transmitimos que independientemente del resultado hay tres campamentos muy cerca de ellos donde buscar refugio", declaró el viceministro de Defensa, Dimitris Vitsas, a la televisión griega Mega.

Cerca de 12.000 personas ocupan la zona norte de la ciudad de Idomeni, miles de ellos niños y bebés, en un campamento improvisado donde a lo largo de la semana se han producido varios altercados debido a la falta de comida y leña para combatir el hambre y las bajas temperaturas. Vitsas, a cargo de coordinar los recursos griegos para hacer frente a la crisis migratoria, informó de que cerca de 400 personas fueron desplazadas de Idomeni a diversos campos de refugiados durante la jornada del viernes, un número que se incrementará en unos días. "Nuestro objetivo no es solo reducir el número de personas en Idomeni, sino hacer que el campamento de Idomeni deje de existir. Hay edificios así que ¿porqué la gente debería quedarse en el barro?", dijo Vitsas.

Las autoridades distribuyeron ayer panfletos informativos tanto en Idomeni como en la ruta hacia ella, en los que se urgía a los inmigrantes a movilizarse hacia los edificios designados por Atenas para su alojamiento y que se encuentran distribuidos por todo el país. "Grecia os dará alojamiento, comida y servicios médicos", se podía leer en los panfletos distribuidos y redactados en árabe, farsi y pashtun, que también advertían sobre el cierre de la frontera con Macedonia.

Las malas condiciones, la masificación que se vive en el campamento de Idomeni han provocado la proliferación de infecciones. Una niña de nueve años de origen sirio fue diagnosticada el viernes de hepatitis A.

Por otra parte, unos 3.000 ultraderechistas se manifestaron ayer en las cercanías de la Cancillería en Berlín para exigir la salida de Angela Merkel y "liberar" así a Alemania de la que denominaron "invasión" de refugiados e inmigrantes. Merkel debe irse y Nosotros somos el pueblo fueron los lemas más coreados durante su marcha en dirección a la emblemática Puerta de Brandeburgo, rodeados por un gran dispositivo policial para evitar enfrentamientos con otras dos marchas convocadas por fuerzas de izquierdas bajo el lema Nazis fuera.

Con banderas alemanas y muchos ocultos bajo capuchas y bufandas, los manifestantes, autodenominados "patriotas", tacharon de "traidor" al Gobierno de Merkel y reclamaron el fin de la política de asilo y refugio y de la "islamización" del país.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine