EEUU y Europa avisan a Asad de que no "provoque" antes de la cumbre sobre Siria

Los países occidentales son partidarios de que en las negociaciones de paz que hoy comienzan se incluya un proceso de transición política

14.03.2016 | 00:42

La intención del régimen sirio de poner la continuidad de Bachar al Asad como una línea roja en las conversaciones de paz se topó ayer con el rechazo de Estados Unidos y sus socios europeos, que la calificaron como una "provocación". Las negociaciones deben de comenzar hoy en Ginebra, pero en ellas, a juicio de los países occidentales, habrá que abordar una transición política en paz como única salida viable a la situación de Siria.

Para armonizar sus estrategias de cara a las trascendentales conversaciones, que por primera vez se celebrarán en un contexto de disminución relevante de la violencia gracias al alto el fuego, los representantes diplomáticos de EEUU, Reino Unido, Alemania, Italia y la Unión Europea se reunieron ayer en París a instancias del ministro galo de Exteriores, Jean-Marc Ayrault.

Tras su encuentro, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, advirtió de que "si el régimen (sirio) y sus aliados piensan que pueden poner a prueba los límites, se equivocan". "Todas las partes deben respetar el cese de las hostilidades, cooperar en el reparto de ayuda humanitaria y respetar el proceso de negociaciones dirigidas a alcanzar una transición política", dijo Kerry.

También respondió a las palabras de su homólogo sirio, Walid al Mualem, el sábado en Damasco, donde este declaró, en alusión a la oposición, que "si en su mente albergan la idea de recibir el poder -lo que no han logrado sobre el terreno-, van a fracasar".

Para el estadounidense, "los comentarios del ministro sirio de Exteriores claramente tratan de perturbar el proceso, (...) pero lo importante es que sus principales socios, Irán y Rusia, han adoptado la posición de que debe haber una transición política y que debemos movernos hacia elecciones presidenciales en algún momento".

Una reacción similar suscitó la mención de la línea roja de Al Asad en el francés Ayrault, que reemplazó recientemente en el cargo a Laurent Fabius, quien se despidió del cargo criticando la "tibia" posición de EEUU en el conflicto sirio. Según el ministro galo, "hemos asistido en las últimas horas a provocaciones del ministro sirio de Exteriores, lo que es una mala señal y no corresponde al espíritu del alto el fuego".

Ayrault reconoció que las conversaciones entre sirios que se deberán iniciar hoy en Ginebra "serán muy complicadas", pero que pese a ello hay que acudir con esperanza a la mesa de negociaciones. "Hemos notado que se han hecho progresos sobre el terreno, pero todavía hay mucho en lo que mejorar", añadió al respecto del precario alto el fuego. El cese de las hostilidades entró en vigor el pasado 27 de febrero entre el régimen y los rebeldes "moderados" en Siria, y, según dijo Kerry, ha logrado "una reducción inmensa" de los niveles de violencia. Ese paréntesis pacífico ha permitido además el acceso de ayuda humanitaria a zonas donde "hacía años que no llegaba", según el estadounidense, que cifró en 300 los camiones con asistencia que han procurado alivio a una población de unas 150.000 personas.

Consideró que el notable descenso de la violencia se percibe en que las manifestaciones contra Al Asad han vuelto a salir a las calles y los ciudadanos han vuelto a salir a los cafés de las localidades

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine