Café con los terroristas

Un español afincado en Bruselas relata que compartió espacio con los tres yihadistas en la cafetería del aeropuerto y asegura que "se reían"

29.03.2016 | 00:59
El ´hombre de sombrero´, tercer yihadista del aeropuerto de Bruselas.

"¡Tuvimos mucha suerte! Estamos bien pero nos encontrábamos en el aeropuerto tres horas antes del atentado para volar a Málaga", relata un español afincado en Bruselas desde hace varios años donde trabaja en la Comisión Europea. La familia se disponía a viajar a España para disfrutar de las vacaciones de Semana Santa.

Mientras llegaba la hora de su vuelo, como otros tantos viajeros, decidieron consumir la espera en la cafetería del principal aeropuerto de la capital. Tomaron café. A su lado, tres hombres reían. Recién aterrizados en España y todavía bajo el impacto del último zarpazo del terrorismo yihadista en la corazón de Europa, comenzaron a seguir los hechos por televisión. Era miércoles por la mañana. Apenas 24 horas después de los atentados en el Metro y el aeropuerto. "Nos dimos cuenta que habíamos tomado café al lado estos tíos, a las cinco y media de la mañana", relata el hombre, todavía conmovido por los amigos y conocidos heridos, algunos muy graves, que sí se encontraban en el lugar de las explosiones. Esos "tíos" a los que se refiere son los tres terroristas suicidas que fueron identificados como autores de la tragedia. Los hermanos Jalid y Brahim El Brakaui se inmolaron en Zaventem, uno de los grandes aeropuertos europeos. "Hemos reconocido al de la chaqueta blanca", relató el español;"se estaban riendo, como si les hiciera gracia lo que iba a pasar... ¡malditos cobardes!", exclamó. La familia, todavía conmovida por los acontecimientos, prefiere que no trascienda su identidad.

Junto a los hermanos El Brakaui en el aeropuerto de Bruselas había un tercer hombre que, según las imágenes de las cámaras de seguridad de la terminal momentos después del ataque, avanzaba por la terminal empujando un carrito con su maleta, ataviado con sombrero y una chaqueta blanca. Ese fue el hombre que reconoció por la televisión el español. Sería Fayçal Cheffou, acusado este sábado por liderar actividades de un grupo terrorista. Es una de las seis personas detenidas en los registros del jueves. Los medios belgas apuntan a que Cheffou podría ser el hombre del sombrero, y el tercer terrorista del atentado en el aeropuerto de Zaventem con el que coincidió la familia en la cafetería del aeropuerto.

El hombre que fue testigo de esos últimos movimientos de los teroristas descansa estos días con su familia en Málaga. Pero no lo hacen como otras semanas santas. "Seguimos bajo la emoción de los atentados porque sabemos que hay gente herida y en coma que conocemos", explicaron a este diario. Esa situación, "bastante difícil de gestionar" por el momento para ellos se traduce también en un sentimiento de rabia, por lo que el ataque que representa también para la extensa colonia de españoles en la capital belga. Muchos de ellos ya han expresado la sensación de miedo que existe, sobre todo entre la población más joven, en Bruselas. Los turistas extranjeros han frenado sus viajes a los principales destinos europeos después de los atentados, según publica The Wall Street Journal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine