Mossack Fonseca, en el ojo de la tormenta

04.04.2016 | 00:32

La firma de abogados panameña Mossack Fonseca está en el ojo de la tormenta tras la filtración de millones de documentos de su base de datos que revelan la creación de miles de empresas offshore para que cientos de políticos, celebridades y personajes reconocidos gestionaran su patrimonio.Nacido en 1977, el grupo Mossack Fonseca, "con oficinas en cada continente", según su portal web, se especializa en gestión patrimonial, fiscal, estructuras internacionales y derecho comercial.Ofrece sus servicios en las jurisdicciones de Reino Unido, Malta, Hong Kong, Chipre, Islas Vírgenes Británicas, Bahamas, Anguila Británica, Seychelles, Samoa, Nevada y Wyoming (Estados Unidos), y Panamá.

Uno de sus socios, Ramón Fonseca Mora, Ramón Fonseca Mora, dijo ayer que la compañía tiene 40 años de ejercicio legal y que tras haber creado 240.000 estructuras jurídicas en ese período, no ha enfrentado acusaciones formales ni condenas por ningún delito, porque su labor es legal y no se asocia con la actividad de sus clientes.

Fonseca, también ministro consejero de la Presidencia de Panamá y presidente del oficialista Partido Panameñista, pidió el pasado 11 de marzo al presidente, Juan Carlos Varela, una licencia por un año para defenderse de las acusaciones que lo ligan a la trama de corrupción en la estatal brasileña Petrobras por medio de la firma de abogados. Las autoridades brasileñas dijeron a finales de enero pasado que sospechaban que Mossack Fonseca, del ministro consejero de Varela, facilitó a varios implicados en la trama corrupta de Petrobras la apertura de empresas offshore en Panamá, que pudieron servir para blanquear dinero desviado de Petrobras mediante operaciones inmobiliarias. Mossack Fonseca rechazó en enero la vinculación con el caso, sobre el que la Fiscalía Auxiliar de Panamá dijo el pasado 29 de enero que abriría una "investigación de oficio".

En enero pasado, uno de los fiscales brasileños responsables del caso, tildó a la firma de abogados panameña como "una gran lavadora de dinero", por lo que el Ministerio público brasileño pidió la cooperación de autoridades policiales de otros países. Uno de los ejes de la investigación es un edificio construido en el litoral del estado de Sao Paulo, por una cooperativa sindical vinculada al gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y en el que Mossack Fonseca posee un apartamento de tres pisos. En 2009, en medio de una crisis financiera, la cooperativa vendió la propiedad a la constructora OAS, salpicada por el escándalo en Petrobras, y varios dirigentes del PT adquirieron apartamentos en ese edificio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine