Corea del Norte prepara el Congreso que cambiaría su rumbo económico

El gobierno de Pyongyang lanza un misil balístico desde un submarino

24.04.2016 | 01:55
Kim Jong-un.

Corea del Norte vive inmersa en los preparativos del VII Congreso del Partido de los Trabajadores, el primero que se celebra en 36 años, un acontecimiento político que puede cambiar el rumbo económico de la hermética dictadura.

En medio de un intenso aislamiento internacional, el régimen de Kim Jong-un podría anunciar un nuevo plan de desarrollo económico e incluso empezar a formalizar un sistema de mercado, que aflora desde hace tiempo.

A primera hora de la mañana se pueden ver en el centro de Pyongyang bandas y grupos de chicas uniformadas con banderines rojos que animan a los ciudadanos en su camino al trabajo.

En la monumental plaza de Kim Il-sung de Pyongyang, escenario de los grandes desfiles militares del régimen, cientos de personas ensayan a diario perfectamente organizadas de la mañana a la noche.

Desde el pasado 27 de febrero los norcoreanos no han librado ni un solo día y han tenido que hacer horas extras con el fin aumentar la productividad ante el gran Congreso que se celebrará a primeros de mayo. Se trata de la denominada campaña de los 70 días puesta en marcha por Kim Jong-un bajo el lema Triunfaremos y que tiene lugar en medio de una larga etapa de tensión en la que se han impuesto duras sanciones al régimen tras sus últimas pruebas nuclear y de misiles.

Corea del Norte lanzó ayer un misil balístico desde un submarino al mar del Este (Mar de Japón), informó el Ministerio de Defensa de Seúl, que calificó de fallida esta nueva prueba armamentística de Pyongyang debido al corto recorrido del cohete.

Según Seúl, se trató de un misil balístico disparado desde submarino (Submarine-Launched Ballistic Missile, SLBM).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine