El avión egipcio emitió señales de alarma por presencia de humo antes de estrellarse

Los expertos apuntan a un incendio en el sistema eléctrico como causa del accidente - Es una emergencia muy difícil de controlar - Confusión sobre las cajas negras

22.05.2016 | 03:04
Imagen del vídeo emitido por Egipto en la que se ve un chaleco salvavidas recuperado del mar.

El avión de Egyptair que se estrelló en el mar Mediterráneo emitió señales de alarma por la presencia de humo en su interior muy poco antes de desaparecer de los radares, ya en el espacio aéreo egipcio. Las causas del siniestro siguen siendo un misterio, pero la presencia de humo abre nuevas perspectivas en la investigación. Ya no está tan claro que el accidente en que murieron las 66 personas que iban a bordo fuera consecuencia directa de un atentado.

Fuentes no oficiales aseguraron ayer que las cajas negras del aparato habían sido encontradas. De su análisis se podrán conocer probablemente las causas del siniestro. El Airbus A-320 había despegado de París el pasado jueves con destino a El Cairo. Las operaciones de búsqueda y de recuperación de piezas se desarrolla en un área marítima de 65 kilómetros de radio. La Armada egipcia ya ha encontrado algunos restos humanos, fragmentos del avión y objetos personales de los viajeros flotando a unos 290 kilómetros de la costa del país.

Giros bruscos

La presencia de humo en el interior del avión fue confirmada por la Oficina de Investigación y Análisis (BEA) francesa. Un portavoz de este organismo dijo que "los sensores del aparato emitieron mensajes que indicaban que había humo en la cabina poco antes de que se interrumpieran las comunicaciones". Los franceses hablan, las autoridades egipcias callan. El ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, se reunió ayer en París con familiares de algunas de las víctimas.

Pilotos consultados por la agencia Efe aseguran que el humo pudo provenir de un incendio en los sistemas eléctricos del avión. Una emergencia de fuego y humo no tiene porqué implicar necesariamente la caída del avión pero los expertos reconocen que es una de las más peligrosas y difíciles de controlar.

El A-320 desapareció de los radares cuando ya llevaba entre 10 y 15 millas en el espacio aéreo egipcio, y perdió altitud a gran velocidad efectuando dos giros bruscos.

Pérdida de comunicación

Los pilotos consideran que la pérdida de comunicación con los radares se pudo deber a que el fuego dañara el sistema de comunicación -aunque esto no justifica la falta de contacto con los controladores-, mientras que la presencia de humo explica que la tripulación intentara descender con velocidad.

Desde que el A-320 desapareció de los radares se ha especulado con la posibilidad de que se tratara de un atentado terrorista, como el que costó la vida a los 224 ocupantes de un avión ruso en el mes de octubre pasado en la península egipcia del Sinaí, pero lo cierto es que sorprendentemente ningún grupo terrorista ha reivindicado el derribo del aparato de Egyptair que, además de los miembros de la tripulación, llevaba a bordo 56 pasajeros, treinta de ellos egipcios y quince de nacionalidad francesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine