Alemania

El exclusivo Club Bilderberg se reúne en Dresde

El encuentro congrega a más de 130 personalidades de la política, la empresa y los medios de comunicación

09.06.2016 | 21:05
El rey Guillermo de Holanda, a su entrada al club.

Decenas de curiosos y de manifestantes se congregaron hoy casi a partes iguales, entre "selfies" y teorías de la conspiración, en el centro de Dresde (este de Alemania) con motivo del primer día de la reunión del exclusivo Club Bilderberg.

El encuentro, que congrega a unas 130 personalidades de la política, la empresa y los medios, arranca, entre fuertes medidas de seguridad, en el lujoso hotel Taschenberg Palais con una cena de gala.

Entre los participantes de este año se encuentran el expresidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, y el exsecretario de Estado de EEUU, Henry Kissinger, que fueron algunos de los invitados que antes se dejaron ver en Dresde.

Al encuentro, al que siempre rodea un gran secretismo, están también invitados en esta 64 ª edición la presidenta del Banco Santander, Ana Botín; el responsable económico del partido español Ciudadanos, Luis Garicano, y el presidente ejecutivo de la Fundación Telefónica, César Alierta.

Grupos de curiosos trataban de cazar con sus móviles a alguno de los famosos cuando entraba en el hotel del encuentro.

Sin embargo, también se produjeron en Dresde varias protestas contra la reunión, en las que participaron, según la policía "algunas docenas" de personas.

En un comunicado, el Club Bilderberg explicó que entre los asuntos a debate este año figuran la crisis de los refugiados en Europa y las perspectivas económicas del continente, así como el panorama político y económico estadounidense.

Otros puntos de la agenda son China, Oriente Medio, Rusia, la ciberseguridad, la geopolítica en los precios de la energía y las materias primas, la precariedad y la clase media, así como la innovación tecnológica.


Un circulo exclusivo

El Club Bilderberg se reunió por primera vez en 1954 y sus encuentros anuales, a los que acuden entre 120 y 150 líderes políticos y expertos de la industria, las finanzas, la ciencia, la defensa y los medios de comunicación, tienen como objetivo impulsar el diálogo entre Europa y Norteamérica.

Las deliberaciones se celebran a puerta cerrada, sin que se emita ningún comunicado final ni se propongan resoluciones.

Los detractores del Club Bilderberg lo califican de "círculo elitista" opuesto a los principios democráticos fundamentales.

La Policía alemana tiene previsto desplegar un gran operativo ante las numerosas protestas anunciadas en Dresde, entre otras por el ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD) y grupos de izquierdas, así como el movimiento islamófobo Pegida (Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente). EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine