Hollande amenaza a los sindicatos con prohibir las manifestaciones

La última jornada de protestas se salda con 58 detenidos y 40 heridos - "Querían matar a los policías", denuncia Valls

16.06.2016 | 02:11
Disturbios en París, el martes, en la protesta contra la reforma laboral.

El cortejo de violencia que acompaña a la ya larga secuencia de jornadas de protesta contra la reforma laboral francesa está exasperando al Gobierno francés después de tres meses de tira y afloja. El presidente de la República, el socialista François Hollande, amenazó ayer a los sindicatos -y en particular a la CGT, el más activo en la lucha contra la nueva ley de Trabajo- con prohibir las manifestaciones si estas amenazan la seguridad de bienes y personas.

La última jornada de protestas, celebrada el pasado martes, volvió a caracterizarse por la acción de grupos violentos que se enfrentaron con dureza a la Policía. Los disturbios se saldaron con 58 detenidos y 40 heridos, de los que 29 fueron policías. En cuanto a la participación, la discrepancia entre las cifras de los organizadores -un millón- y las policiales -80.000- carece de precedentes en décadas.

"Si no se reúnen las condiciones para proteger los bienes personales o públicos, y por el momento no se reúnen, se tomará la decisión caso por caso de no autorizar las manifestaciones", dijo Hollande a través de un portavoz, que recordó que las protestas se siguen produciendo en plena Eurocopa y cuando Francia sigue recibiendo zarpazos terroristas. El lunes por la noche, un yihadista mató en su domicilio de las afueras de París a una pareja de policías.

El primer ministro, Manuel Valls señaló que en la manifestación de París había "de 700 a 800" violentos "que querían sin duda matar" a los policías. La CGT salió al paso de las "inaceptables" declaraciones del jefe del Ejecutivo, al que hizo responsable de "garantizar la seguridad y mantener el orden en la marcha".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine