La salida sin precedentes de un miembro de la UE

Las firmas para pedir un segundo referéndum ya superan el millón y medio

Más de 100.000 personas respaldan la independencia de Londres para que la ciudad siga dentro de la Unión

26.06.2016 | 01:35
Una partidaria de la permanencia se manifiesta en Londres.

Sólo ha pasado un día del Brexit, y los 1,2 millones de votos que los partidarios de la salida sacaron de ventaja a los defensores de la permanencia ya se han visto superados por los más de 1,5 millones de firmas que reclaman la convocatoria y celebración de un nuevo referéndum.

Los primeros frutos del abandono del bloque comunitario -y eso que todavía no ha cambiado nada- asustan a los británicos. No es para menos, vista la reacción del viernes en los mercados y el retroceso de la libra a mínimos de 1985, por no hablar del terremoto territorial que el Brexit amenaza con desatar en el Reino (aún) Unido: reclamación en toda regla de un nuevo referéndum soberanista en Escocia y división en el Gobierno de poder compartido de Irlanda del Norte, donde los republicanos del Sinn Fein han recuperado su vieja aspiración de pasar a depender del Ejecutivo de Dublín.

La petición de un nuevo referéndum, que ya cuenta con el respaldo de 1.553.163 firmas, colapsó el viernes la página web de la Cámara de los Comunes. Y el aluvión de entradas en el sitio para adherirse a la propuesta continúa. La petición, impulsada por un ciudadano identificado como William Oliver Healey, reclama a los 650 diputados de la Cámara baja que legislen para que "si el voto por salir o quedarse (en la UE) está por debajo del 60%, con una participación inferior al 75%", se convoque otro referéndum.

Un mensaje en la web de los Comunes informaba ayer de que el Parlamento de Westminster considerará la petición para su debate, dado que ha superado de largo las 100.000 firmas requeridas. La comisión de peticiones se reúne el martes.

Pero ésta no es la única iniciativa que permite constatar que los británicos empiezan a revolverse contra el Brexit. Más de 100.000 personas firmaron ayer una petición ciudadana para que el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, declare la capital independiente y solicite unirse a la UE e, incluso, a la zona Schengen. La petición, impulsada por el londinense James O'Malley y suscrita ya por 108.028 personas, constata que Londres es diferente del resto del Reino Unido y, por lo tanto, debería escindirse. "Londres es una ciudad internacional y queremos permanecer en el corazón de Europa", reza el texto.

Las redes sociales y los canales de televisión británicos se llenaron de personas que admitieron estar arrepentidas (Bregret) de haber votado a favor del Brexit.

En el plano partidista, el líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, afronta crecientes presiones para que dimita. Pero el político atribuyó ayer el voto por el Brexit no a su tibia campaña, sino al descontento "por las políticas de austeridad" del Gobierno de David Cameron, y aseguró que no piensa dimitir.

Según las reglas de su partido, si 50 diputados nominan a un nuevo candidato, puede convocarse otro concurso por el liderazgo. Pero será difícil desbancar a Corbyn, que sigue contando con el apoyo arrollador de las bases y los sindicatos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine