Merkel y Hollande reafirman su visión divergente de la velocidad del 'Brexit'

Alemania, Francia e Italia acuerdan, ante el Consejo Europeo de hoy, tomar medidas de "impulso" sobre los refugiados, la seguridad, el crecimiento y el paro

28.06.2016 | 01:03
Hollande, Merkel y Renzi, en una rueda de prensa conjunta, ayer, en Berlín.

Los máximos dirigentes de Alemania y Francia, Angela Merkel y François Hollande, escenificaron ayer de nuevo en Berlín sus divergencias sobre la velocidad que debe imprimirse al proceso de salida del Reino Unido de la UE (Brexit). La discrepancia quedó de manifiesto en una rueda de prensa conjunta celebrada por ambos -y por el primer ministro italiano, Matteo Renzi- tras una reunión en la que prepararon el Consejo Europeo que hoy se inicia en Bruselas, en el que el Brexit, que no figuraba en la agenda, será la estrella.

Merkel advirtió de que no puede haber ningún tipo de contacto con Londres -"formal o informal"- sobre la salida de Reino Unido de la UE hasta que el Gobierno británico no comunique oficialmente a Bruselas su deseo de abandonar la Unión, lo que no se prevé que ocurra hasta el otoño. Algunas fuentes sostienen, no obstante, la postura de que el anuncio se hará hoy en el Consejo Europeo.

Por su parte, Hollande puso el acento en que hay que actuar deprisa, para lo que instó al Reino Unido a comunicar "lo más rápido posible" al Consejo Europeo su decisión de abandonar la UE. Para Hollande, "no hay que perder tiempo" en la tramitación del Brexit, porque "nada es peor que la incertidumbre" y la incertidumbre puede derivar en comportamientos políticos y financieros "irracionales". Ya el pasado viernes, mientras Hollande insistía en la necesidad de actuar deprisa, Merkel ponía el acento en la reflexión y la calma para no tomar decisiones precipitadas.

Como complemento de la cuestión británica, los tres mandatarios reunidos en Berlín alcanzaron un acuerdo para dar un "nuevo impulso" en tres ámbitos a su juicio prioritarios para que la UE siga su camino adelante y sea capaz de frenar la oleada de eurofobia que el Brexit ha desatado en su seno. Se trata de la crisis de los refugiados, la seguridad interior y exterior, y el crecimiento y el empleo. En este sentido, agregó que se adoptarán "medidas concretas" en los próximos meses y avanzó que en septiembre se celebrará una reunión a nivel comunitario para presentar las primeras propuestas. La canciller, que calificó de "dolorosa" la decisión de los británicos, pidió unidad a los restantes 27 países de la UE y advirtió sobre las "fuerzas centrífugas" en el bloque, en referencia a los movimientos eurófobos, especialmente activos en Francia, Holanda y Dinamarca.

En paralelo a la reunión de Berlín, los ministros de Exteriores de Francia y Alemania, Jean-Marc Ayrault y Frank Steinmeier, defendieron en un comunicado la validez de la UE como institución, pese al Brexit, y abogaron por avanzar hacia la "unión política" rechazada por Londres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine