ÚLTIMA HORA
Desalojado el aeropuerto de Schiphol tras disparar la Policía a un individuo

Alemania quiere mayor disciplina fiscal y menos peso de la Comisión Europea en una Unión de 27

La cumbre de Bruselas escenifica, ya sin Cameron, la voluntad de reforzar la UE para hacer frente a la nueva etapa, pero sin reformar los tratados

30.06.2016 | 01:04
El presidente de la Eurocámara, Martin Schulz, da la bienvenida a la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon.

Alemania esperó a que acabase el Consejo Europeo antes de airear cuáles son sus planes para reforzar la nueva UE de 27 miembros resultante de la salida del Reino Unido. Una mayor disciplina fiscal y una Comisión Europea (CE) -el temido monstruo burocrático de Bruselas- con menos atribuciones son los dos ejes de un plan diseñado por el ministerio de Finanzas alemán. El documento fue filtrado por el diario económico germano "Handelsblatt", aunque el titular de Finanzas del Gobierno de Merkel, Wolfgang Schüble, matizó que no es una posición oficial sino un texto de trabajo.

El informe lanza la idea de que sea un "organismo independiente de expertos" el que vele por el cumplimiento del déficit público. Berlín quiere quitar esa competencia a la CE con la que ha tenido desavenencias por considerar que sus decisiones están influidas por criterios políticos coyunturales. El último choque fue a propósito de la decisión tomada en mayo por Bruselas de posponer la decisión de una sanción a España, por incumplimiento de los objetivos de déficit, hasta después de las elecciones del 26-J.

El diario, que anticipa la oposición de Francia e Italia a ese mayor control fiscal, adelanta que en el documento se incluyen otras medidas de adelgazamiento de la CE, aunque no las precisa. Con todo, lo que adelanta el diario alemán es más sustancioso que las conclusiones del Consejo Europeo, en las que, eso sí, se escenifica la voluntad de reforzar la UE para evitar efectos de contagio del "Brexit", que, según se comunica a Londres, debe comenzar "tan pronto como sea posible". El Gobierno británico ya ha explicado que hasta que no se elija al nuevo primer ministro, en principio el 9 de septiembre, no se activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que regula la salida de un país.

Entonces, y no antes, empezarán las negociaciones para la desconexión, advierten los socios comunitarios a Reino Unido, al que también desengañan sobre su pretensión de mantenerse en el mercado único al recordarle que las cuatro libertades de circulación -personas, bienes, servicios y capitales- son indisociables y no casan con la voluntad británica de restablecer las fronteras. Reino Unido "necesita aclarar sus intenciones" sobre el tipo de relación futura que desea mantener con el club comunitario, explicó la canciller alemana, Angela Merkel.

En lo que sí están de acuerdo los 27, que ayer se reunieron por primera vez como tales, sin Cameron, es en que no habrá reformas de los Tratados para encarar la nueva etapa de la Unión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine