Trece detenidos por el atentado de Estambul, que deja ya 43 muertos

Los autores del ataque eran un checheno, un uzbeko y un kirguís - La UE abre otro capítulo para el ingreso de Turquía

01.07.2016 | 02:22
Un familiar de una víctima llora sobre el féretro.

La Policía turca detuvo ayer a 13 personas, entre ellas tres extranjeros, en relación con el atentado suicida perpetrado el martes en el aeropuerto Atatürk de Estambul, en el que murieron 43 personas, 19 de ellas extranjeras, según el último balance oficial, en el que se registran 239 heridos. Hasta el momento sigue sin detectarse la presencia de españoles entre las víctimas.

Los agentes policiales registraron 16 domicilios de forma simultánea, siguiendo, entre otras, pistas derivadas del rastreo de sitios web relacionados con el grupo yihadista Estado Islámico (EI), al que las autoridades de Ankara juzgan responsable del atentado, no reivindicado.

La Policía ha determinado que los tres autores del atentado eran un ruso, un uzbeko y un kirguís. El diario progubernamental "Yeni Safak" informó que el terrorista ruso procedía de Daguestán, región fronteriza con Chechenia. Por su parte, el diario "Hürriyet" identificó a esta persona como Osman Vadinov, un checheno que habría llegado a Turquía procedente de Raqa, en Siria, la "capital" del "califato" establecido por el EI en ese país y en Irak.

El diario publicó ayer fotografías de un piso en el céntrico barrio de Fatih, en Estambul, que los terroristas habrían alquilado hace unos tres meses. Los inquilinos instalaron un aparato de aire acondicionado para mantener las ventanas cerradas y colocaron una segunda puerta de acero, aseguró "Hürriyet", sin aclarar si este domicilio se halla entre los registrados por la Policía.

El ministro del Interior, Efkan Ala, rechazó entre tanto las acusaciones de fallos en la seguridad formuladas por la oposición y aseguró que el Gobierno ha deportado a más de 3.600 personas por sospechas de pertenecer al EI y más de 5.000 han sido detenidas por ese motivo estos últimos años.

En Bruselas, el ministro holandés de Exteriores, Bert Koenders, explicó que la UE y Turquía abrieron un nuevo capítulo en las negociaciones de adhesión, el relativo a las provisiones financieras y presupuestarias, un paso que han acordado todos los Estados miembros del bloque comunitario. La apertura de este capítulo se produce después de que Turquía y la UE se comprometieran en marzo, durante la negociación del pacto para la repatriación de refugiados, a "revitalizar" el proceso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine