La OTAN trabajará con la UE para frenar las oleadas migratorias en el Mediterráneo

La Alianza contribuirá a la coalición contra el EI con aviones de vigilancia Awacs y prestará apoyos en Túnez y Libia

10.07.2016 | 01:39
Obama (de espaldas) y David Cameron, despidiéndose.

Los líderes de los países de la OTAN acordaron ayer en Varsovia dar apoyo directo a la coalición contra el Estado Islámico (EI) que lidera EEUU con el despliegue de aviones de vigilancia Awacs; prestar más apoyo para consolidar las capacidades de las fuerzas locales de países del norte de África y Oriente Medio frente a la amenaza terrorista, y abrir la puerta a que la Alianza coopere por primera vez con la UE para frenar las oleadas migratorias irregulares en el Mediterráneo central.

Todo ello, un día después de aprobar el refuerzo de su flanco oriental con 4.000 hombres que se desplegarán en Polonia y los países bálticos para hacer frente a una Rusia más agresiva, pero a la que no quieren aislar. "Es importante no exagerar los riesgos y amenazas a los que nos enfrentamos. Pero lo que vemos hay menos previsibilidad, más incertidumbre y una Rusia más autoritaria que ha incrementado sustancialmente sus capacidades militares", indicó el secretario general aliado, Jens Stoltenberg.

En la lucha contra el EI, además del despliegue de los Awacs, acordaron extender a Irak la formación que actualmente proporcionan a oficiales iraquíes en Jordania, impulsar un nuevo "centro de fusión" de inteligencia en Túnez y apoyar a las fuerzas especiales operacionales tunecinas, así como continuar reforzando la cooperación con Jordania y con la preparación de apoyo a las estructuras de seguridad en Libia.

En su cumbre bianual, los aliados también confirmaron la reconversión de la misión naval antiterrorista "Active endeavour" en una operación de seguridad marítima más amplia, bautizada "Guardián del Mar".

Eficacia inspiradora

Inspirados por la "eficaz" colaboración con la UE para combatir la inmigración irregular en el mar Egeo, los aliados decidieron que esa misión asista a la operación "Sofía" de la UE contra las mafias migratorias en el Mediterráneo central.

Con todo, este cónclave de la Alianza será recordado como el del refuerzo del flanco este. "La postura de la OTAN es estrictamente defensiva, no busca enemigos ni mantiene una postura agresiva. Pero toma medidas necesarias para la defensa de los aliados", indicó el presidente francés, François Hollande, quien especificó que la OTAN transmitirá ese mensaje a Rusia en la reunión de embajadores de las dos partes prevista para el próximo miércoles en Bruselas.

"Rusia no debe ser aislada", advirtió Stoltenberg.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine