ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia

Más de setenta muertos en un atentado con un camión que arrolló a una multitud en Niza

El conductor, un "lobo solitario", fue abatido a tiros n Las autoridades suman ya centenares de heridos y anuncian un balance de víctimas "extremadamente duro"

15.07.2016 | 02:02

La entrada de un camión suicida en mitad del paseo marítimo de la ciudad de Niza sembró anoche el pánico durante las celebraciones del Día de la Bastilla en la ciudad francesa, con un balance de, al menos, setenta muertos y centenares de heridos, al cierre de esta edición y según las primeras estimaciones de la Fiscalía de Niza. El atropello mortal tuvo lugar anoche en el Paseo de los Ingleses mientras se celebraba una exhibición de fuegos artificiales. El conductor del vehículo, un "lobo solitario", fue abatido a tiros por la Policía, según las primeras informaciones que trascendieron anoche en medios franceses.

La prefectura local instó a los vecinos a permanecer en sus domicilios en la zona donde se produjo el ataque. El alcalde de Niza, Christian Estrosi, constató que un camionero había matado "a decenas de personas". Algunas fuentes aseguraban que antes de abatir al conductor suicida se produjo un cruce de disparos con la policía.

Testigos de los hechos confirmaron la existencia de "una gran cantidad de sangre y, sin duda, muchos heridos" en el paseo marítimo de la localidad francesa donde se vio a gente corriendo por las calles "en estado de pánico" tras el incidente. "Vimos a gente golpear y trozos de escombros que volaban alrededor", subrayó un reportero de la agencia France Press. El fiscal antiterrorista François Molins subrayó que "todo parece indicar que se trata de un atentado". Las fuerzas del orden, militares incluidos, habilitaron un perímetro de seguridad en el entorno del lugar del atentado -de aproximadamente unos dos kilómetros- donde se concentraron numerosas ambulancias y fuerzas de seguridad. El número dos de la Alcaldía de Niza, Sébastien Humbert, advirtió de que el balance de víctimas será "extremadamente duro". No se descarta la posibilidad de que el suicida tuviera colaboradores, un extremo en el que ya trabaja la policía francesa.

El país vuelve a verse sacudido por un nuevo ataque terrorista tras los trágicos acontecimientos de París del pasado 13 de noviembre que produjeron la muerte de 129 personas e hirieron a más de 250. El mayor número de fallecidos ocurrió en la sala Bataclán de la capital francesa, donde se estaba celebrando un concierto de la banda Eagles of Death Metal.

El presidente francés François Hollande viajaba anoche desde Aviñón hacia Niza para encabezar una célula de crisis. El atentado llegaba solo unas horas después de que el propio Hollande anunciara que el estado de excepción vigente desde noviembre sería levantado el próximo día 26, después del Tour, porque, según dijo en una entrevista televisada con motivo de la fiesta nacional, "podemos estar seguros de que la ley nos da los medios que nos permiten prevenir la amenaza terrorista con eficacia". Lo que se preguntaba anoche la prensa francesa, en concreto Liberation, es si mantendrá sus palabras.

Los primeros mensajes de condolencia internacional no tardaron en llegar. El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, dijo sentirse "conmocionado por las noticias que nos llegan desde Niza y que sigo con preocupación. Mi pésame por las víctimas a todo el pueblo francés", escribió Rajoy. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se pronunció en el mismo sentido: "Consternados por las noticias que nos llegan desde Niza. Solidaridad con las víctimas y todo nuestro apoyo al pueblo francés". En idéntico sentido se expresaron también los líderes de Podemos, Pablo Iglesias y Ciudadanos, Albert Rivera. Por su parte, el candidato del Partido Republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, lamentó el "terrible ataque" de Niza: "Cuándo aprenderán? Sólo está empeorando", se preguntó.

El paseo de los Ingleses donde se produjo el atentado separa la playa de los refinados edificios que miran a la bahía de los Ángeles. Su nombre se debe a unos enormes peces, squalina angelus, que proliferaban antes de la irrupción del tráfico marítimo. Hoteles de muchas estrellas, casinos, restaurantes caros y villas decimonónicas forman parte de su paisaje. Los visitantes ilustres convirtieron Niza en símbolo del turismo más exquisito. Desde Nietzsche y la Reina Victoria, a Hitchcock. La ciudad es el epicentro de la Riviera francesa, atrae a turistas de todo el mundo y a jubilados franceses acomodados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine