Los presidentes Vladimir Putin y Erdogan afirman su acercamiento frente a Occidente

Ankara avisa a Estados Unidos de que "sacrificará" su relación con Turquía si no extradita al clérigo acusado de dirigir el golpe de estado

10.08.2016 | 00:33
Erdogan y Putin normalizan sus relaciones.

Los presidentes ruso, Vladimir Putin, y turco, Recep Tayyip Erdogan, escenificaron su acercamiento en medio de enfriamiento entre Turquía y Occidente tras el fallido golpe militar en ese país. "El proceso ya ha arrancado, pero requiere tiempo", aseguró Putin en rueda de prensa conjunta en el Palacio de Constantino de San Petersburgo donde trataron, en una reunión aparte, sus posturas acerca de la guerra de Siria y el restablecimiento de las relaciones entre los dos países al punto anterior al derribo en noviembre de 2015 de un cazabombardero ruso por parte del ejército turco.

Por su parte, Erdogan, líder de un país miembro de la OTAN como es Turquía, eligió a Rusia como destino de su primera visita al exterior desde la asonada golpista, cuando la Alianza Atlántica acaba de reforzar el envío de tropas al Báltico ante una eventual "amenaza" rusa. El presidente otomano agradeció el "apoyo moral" que le brindó Putin tras el golpe en contraste con la frialdad mostrada por la Unión Europea o las lacónicas declaraciones del secretario de Estado estadounidense John Kerry, que se limitó a pedir "estabilidad".

En cuanto a EEUU, el ministro turco de Justicia, Bekir Bozdag, advirtió que "sacrificará" las relaciones con Turquía si no extradita a Fethullah Gülen, a quien Ankara responsabiliza de la intentona golpista. "No ha habido aún una respuesta oficial de Estados Unidos" dijo Bozdag. "Si Estados Unidos no devuelve a Gülen, habrá sacrificado a Turquía por un terrorista".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine