El cordón entre Colombia y Venezuela

Caracas reabre la frontera entre la venezolana San Antonio y la colombiana Cúcuta, dos ciudades que casi forman una sola

16.08.2016 | 00:29
Ciudadanos procedentes de Venezuela, en la frontera de Cúcuta.

Sobre el mapa, la ciudad colombiana de Cúcuta y la venezolana de San Antonio del Táchira son dos urbes diferenciadas y separadas por una frontera que, para sus ciudadanos, apenas supone una línea imaginaria que cobró vida hace un año, cuando fue cerrada por orden de Caracas. El 19 de agosto del año pasado, cuando el presidente venezolano, Nicolás Maduro, tomó la decisión de cerrar el paso por el puente internacional Simón Bolívar, que une ambas ciudades, los 650.000 habitantes de Cúcuta y los 50.000 de San Antonio supieron que comenzaban tiempos difíciles.

Muchos de ellos tienen familiares a ambos lados producto de años de coexistencia. Algunos tienen hijos que estudian al otro lado de la frontera y la mayoría hacen negocios tanto en Venezuela como en Colombia ignorando el río Táchira, frontera natural entre los dos países.

Esa convivencia se ha construido en base al comercio, uno de los sustentos de la ciudad de Cúcuta. Edwin Tarazona, gerente de un almacén de repuestos para vehículos en Cúcuta, estima que con el cierre de la frontera, reabierta el sábado, las ventas cayeron un 40%.

Según constató Efe, en la mayoría de centros de abasto de San Antonio no hay productos básicos como harina, azúcar o aceite, lo que se agrava porque no hay medicamentos ni artículos esenciales de higiene como papel higiénico o compresas. Debido a esa escasez, más de 100.000 venezolanos cruzaron la frontera el primer fin de semana de su reapertura, y mientras la zona comercial de San Antonio estaba desierta, la de Cúcuta bullía. Los ciudadanos de Venezuela se agolpaban a las puertas de la frontera para conseguir al otro lado alimentos y medicinas, una situación opuesta a la que se vivió hace casi un año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine