Protestas por la destitución de Rousseff en una decena de estados brasileños

02.09.2016 | 00:58
Incidentes en Río de Janeiro tras la destitución de Rousseff.

Brasil se convirtió hasta la madrugada de ayer en un rosario de protestas contra la destitución de la presidenta, Dilma Rousseff, por el Senado. Las protestas, que tuvieron como escenario diez estados, incluyeron numerosos incidentes violentos en Sao Paulo, donde los manifestantes se enfrentaron a la Policía Militarizada, que intentó dispersar dos marchas contra el Gobierno del nuevo presidente, Michel Temer. Escaparates, mobiliario urbano, sedes de periódicos afines a Temer -como la Folha de Sao Paulo- y patrullas policiales fueron blanco de las violencias.

En el exterior, Estados Unidos anunció que respeta la destitución de Rousseff, por haberse producido dentro del "marco constitucional", y anunció que trabajará con Temer. Por el contrario, países latinoamericanos como Venezuela, Ecuador o Bolivia condenaron la destitución y anunciaron la retirada de embajadores, por lo que calificaron de "golpe de Estado oligárquico". Mientras, la defensa de Rousseff presentó un recurso ante el Tribunal Supremo en el que pide la anulación de la votación que la destituyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine