La ofensiva de Ankara en Siria

Turquía tapona la frontera y encierra al Estado Islámico en su feudo sirio

La intervención turca arrebata a los yihadistas su última salida hacia el exterior

05.09.2016 | 00:24
Erdogan conversa con Putin junto a Hollande, ayer, durante el posado oficial en la cumbre del G-20.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) perdió ayer el control de las últimas poblaciones que dominaba en la frontera con Turquía, después de una ofensiva del Ejército Libre Sirio (ELS) respaldadas por aviones y unos sesenta tanques turcos que cruzaron la linde entre el 24 de agosto y este sábado, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Estas áreas se ubican en la zona situada entre Yarábulus y Al Rai, en el norte de la provincia septentrional siria de Alepo y distantes una veintena de kilómetros. Los yihadistas del EI se retiraron de las localidades de Al Qadi y Tel Mizab, por lo que pierden así el contacto con el exterior, añadió la ONG, y quedan encerrados en su feudo sirio. La ofensiva turca ha permitido cortar también la comunicación entre las localidades de Yarábulus y Al Rai, uno de los objetivos que la intervención de Ankara y las facciones rebeldes perseguían.

El Ejército turco informó ayer de que sus cazas de combate habían bombardeado posiciones del EI en el norte de Siria, dentro de su operación Escudo del Éufrates para expulsar a los extremistas de la frontera.

La expulsión de los yihadistas de la linde turco-siria llega mientras EEUU y Rusia aceleran las negociaciones para acordar un alto el fuego en Siria que permita aumentar el envío de ayuda humanitaria al país árabe, con al menos un par de escollos por superar para que haya acuerdo. En esta ocasión, las conversaciones se producen en Hangzhou (este de China) en los márgenes de la cumbre del G-20, donde se encuentran el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, tras semanas de intenso diálogo entre ambos equipos. Después de que algunas informaciones apuntaran hacia un acuerdo inminente, Kerry fue ayer el encargado de anunciar que todavía no hay pacto, tras estar dos horas reunido con Lavrov. Kerry indicó que, si bien ambas partes solventaron ayer un gran número de temas técnicos, "todavía quedan un par de asuntos duros por resolver", sin querer especificar cuáles, al tiempo que adelantaba que las charlas continuarán hoy.

En la ciudad china, el presidente estadounidense, Barack Obama, valoró el trabajo de Turquía para debilitar al EI en Siria, pero advirtió a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan: "Ahora tenemos que terminar el trabajo".

El presidente Obama también prometió a Erdogan que su Gobierno cooperará con Turquía para garantizar que los responsables del fallido golpe de Estado del 15 de julio sean llevados ante la justicia.

También desde Hangzhou, pero en un foro informal de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), Putin respondía indirectamente a Obama aseverando que la ayuda militar de Moscú a Damasco en la lucha contra el terrorismo ha permitido que Siria se conserve como Estado.

"Las acciones de las fuerzas aeroespaciales rusas han permitido asestar un duro golpe a los terroristas y a sus infraestructuras, así como conservar el Estado sirio, lo que, a mi modo de ver, es un asunto clave", dijo el jefe del Kremlin.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine