Corea del Norte realiza su prueba nuclear más potente con unánime desaprobación

La detonación de una cabeza ajustable a un misil provoca un terremoto y desata la condena internacional - La ONU pide nuevas sanciones contra el país

10.09.2016 | 02:09
El director de la división de control de terromotos y volcanes de la Administración Meteorológica de Corea del Sur, Ryoo Yong-Gyu, muestra el movimiento sísmico resultado de la explosión de Corea del Norte.

Corea del Norte realizó ayer su quinta prueba nuclear, la más potente hasta ahora, lo que generó un severa condena internacional y llevó a la ONU a pedir nuevas sanciones contra el país. El régimen de Pyonyang asegura haber detonado una cabeza ajustable a un misil coincidiendo con el Día Nacional que conmemora el 68 aniversario de la fundación del estado norcoreano. Un terremoto de magnitud 5 en la escala Richter sacudió los alrededores de la base de pruebas nucleares de Punggye-ri, al nordeste del país, como consecuencia de una fuerte explosión subterránea de 10 kilotones, según la estimación de las Fuerzas Armadas de Corea del Sur. La detonación también tuvo su eco financiero con una fuerte caída de la Bolsa de Seúl.

Este quinto ensayo, que se produce ocho meses después de que la primera prueba con una bomba de hidrógeno alertara del potencial del arsenal nuclear de Kim Jong-un, generó una fuerte alarma en la comunidad internacional y unánimes mensajes de condena. El presidente Obama fue rotundo ayer al manifestar que "EEUU no acepta y nunca aceptará que Corea del Norte sea un estado nuclear", por lo que anticipa que el nuevo ensayo tendrá "serias consecuencias". Las primeras medidas podrían llegar con una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, reunido ayer de urgencia y a puerta cerrada, que ya impuso duras sanciones comerciales a Corea del Norte en marzo pasado. El secretario general de la ONU, Ban Ki-mmon, condenó en los términos "más firmes posibles" la nueva prueba nuclear de Corea del Norte y pidió al Consejo de Seguridad que realice "acciones adecuadas". Como es habitual, la magnitud de las posibles sanciones del Consejo dependerá de China, tradicional aliado de Corea del Norte pero preocupado por su rápido desarrollo nuclear y la consecuente escalada armamentística en la región. Pekín manifiesta su "firme oposición" al ensayo nuclear , aunque sin anticipar su postura respecto a las posibles futuras sanciones a Corea del Norte. Para la Unión Europea, el nuevo ensayo nuclear coreano es una "grave amenaza para la paz y seguridad", y constituye una "violación directa" de las obligaciones internacionales del país asiático.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine