Unicef afirma que dos millones de personas carecen de agua corriente en Alepo

La organización de la ONU alerta de que los 250.000 habitantes del este, en manos rebeldes, tendrán que recurrir a pozos contaminados

25.09.2016 | 02:40
Una excavadora remueve las ruinas de un edificio en Alepo.

Unos dos millones de habitantes de la ciudad siria de Alepo carecen de agua corriente de la red pública debido a los ataques aéreos y a los cortes "deliberados" del suministro, según denunció ayer el Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef). Los intensos bombardeos perpetrados la noche del jueves dañaron la estación de bombeo de agua de Bab al Nairab y las hostilidades impiden la llegada de los equipos de reparación, dijo la representante de Unicef en Siria, Hanaa Singer, en un comunicado.

Esta estación suministra agua a unas 250.000 personas en los barrios del este de Alepo, en manos de la oposición y blanco de los ataques de la aviación del régimen sirio y de la rusa. "Como represalia, la estación de bombeo Suleiman al Halabi, que también está al este, fue apagada, lo que implica el corte de agua para 1,5 millones de personas de la parte oeste de la ciudad", agregó Singer. Los barrios occidentales de Alepo están bajo el control de las autoridades sirias.

En el este, la población deberá recurrir a "agua de pozo altamente contaminada", según Singer, que dijo que la situación en el oeste es mejor ya que los pozos de aguas subterráneas profundas dan "una fuente alternativa más segura".

El régimen sirio, con el respaldo de la aviación rusa, mantuvo ayer su dura campaña de bombardeos contra los barrios opositores de Alepo ante el estancamiento de las conversaciones entre EEUU y Rusia para renovar la tregua que expiró el pasado domingo a medianoche.

Los bombardeos abocan al desastre humanitario a los barrios orientales de Alepo, asediados por el Ejército y donde casi medio centenar de personas murió ayer por los ataques aéreos sirios y rusos. "La situación es catastrófica, los aviones han estado bombardeando la localidad de forma incesante desde ayer (por el viernes), no hay ningún sitio seguro", lamentó en declaraciones a Efe el portavoz de la Defensa Civil en Alepo, Jaled Jatib.

Sin embargo, la tregua sigue lejos. El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, advirtió ayer de que no habrá más altos el fuego unilaterales. "Si todo se va a reducir a peticiones de pasos unilaterales de las fuerza aéreas de Rusia y de Siria, no volveremos a atenderlas", dijo el canciller ruso, que el viernes se reunió infructuosamente con su homólogo de EEUU, John Kerry.

Lavrov recordó que en los últimos meses hubo altos el fuego de 48 y 72 horas para Alepo. "Y cada vez nos convencemos de que los aprovechan los guerrilleros, incluida Al Nusra, para recibir refuerzos, víveres y armamento", agregó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine