"Cuando eres una celebridad [las mujeres] te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras"

09.10.2016 | 01:44

El diario The Washington Post divulgó ayer la conversación privada de Donald Trump origen del escándalo. La grabación, cargada de palabras obscenas y ofensivas, fue realizada en 2005 en un autobús. Trump habla con Billy Bush, entonces presentador del programa de entretenimiento y de famosos Hollywood Access. El magnate cuenta primero cómo intentó llevarse a la cama a una mujer casada y cómo ella lo rechazó. "Me lancé a por ella como a una perra, pero no lo conseguí. Ya estaba casada". Luego cuenta con desprecio que se la volvió a encontrar al cabo de un tiempo y que tenía las "tetas falsas" y había "cambiado totalmente su aspecto". Al advertir la presencia fuera del autobús de una presentadora que iba a recibirlos para iniciar el programa, la conversación pasa a centrarse en ella. "Tu chica está muy buena (...). Me voy tomar un Tic-Tac (un caramelo de menta), no vaya a ponerme a besarla", bromea Trump. "Me atraen las mujeres bonitas automáticamente. Las comienzo a besar, es como un imán, no puedo ni esperar (...). Y cuando eres una celebridad te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras", asegura.

En su breve comunicado de disculpa, Trump apunta que "era una conversación de vestuario, que tuvo lugar hace muchos años".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine