Duro golpe de Bashar Al Asad a los rebeldes en el norte de Alepo

Berlín exige una "tregua humanitaria inmediata" para asistir a los civiles

29.11.2016 | 01:05

El Ejército sirio tomó ayer el control del sector norte de la mitad oriental de la ciudad de Alepo, con lo que ha arrebatado a los rebeldes el 30% de las zonas que dominaban en esa parte de la localidad y les asesta un duro golpe.

El avance de las tropas sirias y de sus aliados en la ciudad se ha producido gracias a que "están empleando todo tipo de armas, algunas prohibidas internacionalmente", dijo ayer a Efe el portavoz de la opositora Agrupación Fastaqim, Omar Saqar. La fuente, que se encuentra en la parte oriental de la población, explicó por teléfono que las autoridades y sus aliados bombardearon en los últimos días el este de Alepo con todo tipo de armamento como "barriles de explosivos que contenían gases tóxicos, misiles Grad con napalm y bombas de racimo".

El progreso de los soldados y de los milicianos progubernamentales también ha sido posible gracias al "silencio de la comunidad internacional hacia los crímenes" que se están cometiendo en Alepo, subrayó el portavoz. En ese sentido, Saqar indicó que los aliados del presidente sirio, Bachar al Asad, están suministrando toda clase de armas, en referencia a Rusia e Irán, mientras que "los amigos del pueblo sirio el único papel que han desempeñado es el de espectador". La antigua capital económica e industrial siria desempeña un papel comercial estratégico cerca de la frontera con Turquía. La ciudad estuvo dividida desde 2012 entre el sector este, en manos de los rebeldes y el oeste, controlado por el gobierno. Las fuerzas de Asad controlan actualmente la capital Damasco, las ciudades centrales de Homs y Hama, así como Latakia, en la costa. Tomar el control de Alepo daría a las fuerzas del régimen una mejor oportunidad para recuperar la provincia de Idlib en el norte, que está casi enteramente en manos rebeldes y yihadistas.

En los distritos en poder de los efectivos gubernamentales, la ONU, la Media Luna Roja Siria y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ofrecen asistencia a los civiles que llegaron desde el este de Alepo. Berlín criticó ayer las consecuencias humanitarias del avance de las tropas del presidente sirio en Alep y exigió una "tregua humanitaria inmediata". "Con los últimos serios combates y la toma de una gran parte del este de Alepo por parte del régimen y sus aliados, las personas allí se han quedado sin absolutamente nada", aseguró una portavoz del Ministerio de Exteriores alemán en un comunicado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine