Corea del Norte califica el misil sobre Japón de preludio a un ataque a Guam

Trump proclama que el diálogo "no es la solución" y el Pentágono le corrige: "Nunca nos quedamos sin soluciones diplomáticas"

31.08.2017 | 00:33
El jefe político del Pentágono, general Mattis, ayer, durante su reunión con su homólogo surcoreano en Washington para analizar la crisis de Corea.

La crisis de Corea propició ayer un nuevo desajuste entre el presidente de EEUU Donald Trump, y su equipo. Mientras el magnate negó cualquier posibilidad de diálogo tras el lanzamiento, el martes, de un misil norcoreano que sobrevoló territorio japonés, el jefe político del Pentágono, general James Mattis, acudió poco después a matizar que EEUU nunca cierra el recurso a una solución diplomática. La controversia en la cúpula estadounidense estuvo precedida por unas agresivas declaraciones del líder norcoreano, Kim Jong-un, quien aseguró que el misil sobre Japón no fue sino "el preludio de un ataque contra la isla de Guam", situada en el Pacífico y sede de importantes bases militares estadounidenses.

Kim aseguró, asimismo, que el misil balístico de medio alcance, que recorrió 2.700 kilómetros, fue lanzado en el marco de ejercicios de respuesta a las maniobras militares conjuntas que Corea del Sur y Estados Unidos hacen en la región. El lanzamiento fue condenado el mismo martes por unanimidad por el Consejo de Seguridad de la ONU, que lo describió como "indignante". El Consejo aseguró que los ensayos norcoreanos con misiles son una amenaza para la región y para todos los miembros de Naciones Unidas.

"Estados Unidos ha estado hablando con Corea del Norte y pagándole dinero de extorsiones durante 25 años. ¡Hablar no es la solución!", fue el tenor exacto del mensaje lanzado por Trump a través de Twitter. El presidente de EEUU ya había advertido el martes que "todas las opciones están sobre la mesa". En ese clima de creciente tensión, China admitió ayer que Corea del Norte, de la que es el principal valedor, ha violado las resoluciones de Naciones Unidas y prometió que tomará medidas al respecto. "China no está a favor (de la prueba balística) y por tanto estamos trabajando con otros miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas", destacó el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, en una rueda de prensa en la que prometió que "daremos la respuesta necesaria al reciente lanzamiento de misil. El titular chino subrayó que su Gobierno "cumplirá completamente las resoluciones" de la ONU y subrayó que éstas son importantes para intentar "contener el programa nuclear y de misiles norcoreano".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine