Trump confirma al líder de la ANP y al rey jordano que moverá la embajada a Jerusalén

Francia, Alemania, Turquía, Egipto y Arabia Saudí encabezan la lista de países que avisan al presidente de EEUU de los peligros de la decisión

06.12.2017 | 00:48

La bola de nieve puesta en marcha por la intención del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de desplazar a Jerusalén la embajada de Estados Unidos en Israel crece cada día que pasa y alcanzó ayer notables proporciones.

La medida, que podría ser anunciada hoy, miércoles, implicaría un reconocimiento de Jerusalén como capital del Estado judío, lo que complicaría cualquier negociación con los palestinos y amenazaría con desestabilizar aún más la región. Tanto israelíes como palestinos reivindican Jerusalén como capital de su Estado, por lo que cualquier gesto vinculado a la ciudad está siempre rodeado de seria polémica.

Trump llamó ayer por teléfono al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, para comunicarle su intención. El líder palestino le alertó de peligrosas consecuencias que "una decisión así tendría para el proceso de paz y para la paz, la seguridad y la estabilidad de la región y del mundo". También llamó al rey Abdalah de Jordania, quien le previno del "peligro de tomar cualquier decisión fuera del marco de una solución global que garantice el establecimiento de un Estado palestino con Jerusalén Oriental como capital". Después. Abdalah llamó a Abás para mostrarle el "apoyo total" jordano en la defensa de los "derechos históricos de los palestinos" sobre Jerusalén.

Turquía, Egipto y Arabia Saudí también hicieron llegar serias advertencias a la administración estadounidense, que encontraron eco fuera de la región tanto en Francia como en Alemania. Macron resaltó que el estatuto de Jerusalén ha de fijarse en el marco de un acuerdo entre israelíes y palestinos. El ministro de Exteriores alemán, Sigmar Gabriel, calificó de "contraproducente" para la paz la medida que planea el presidente Trump.

El boceto para la paz que maneja EEUU, adelantado por el diario The New York Times, deja a Palestina sin Jerusalén Oriental como capital. Esta podía establecerse, según Washington, en Abu Dis, un suburbio de la ciudad, idea que dispara la tensión.

El departamento de Estado de EEUU ha advertido a las Embajadas norteamericanas en todo el mundo de una posible ola de protestas violentas en caso de que finalmente se dé el paso. "El inminente anuncio me tiene muy preocupado", reconoció una fuente del Departamento al portal Politico. "Espero equivocarme", añadió la fuentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine