May anuncia el comienzo "inmediato" de la negociación de la segunda fase del 'Brexit'

El último Consejo Europeo del año enfría las expectativas sobre una reforma profunda de la eurozona, a la espera de que Alemania tenga al fin Gobierno

16.12.2017 | 01:20
Macron y Merkel, tras una rueda de prensa conjunta en Bruselas.

Tras la marejada del jueves por las discrepancias sobre política migratoria, el último Consejo Europeo del año concluyó ayer de acuerdo con lo previsto: visto bueno a iniciar la segunda fase de la negociación del Brexit y enfriamiento de expectativas sobre una reforma a fondo de la eurozona.

"Los líderes de la UE acuerdan pasar a la segunda fase de las negociaciones del Brexit. Felicidades a la primera ministra Theresa May", escribió el presidente del Consejo, Donald Tusk, en Twitter, después de que los 27 refrendaran el acuerdo alcanzado la semana pasada entre Bruselas y Londres.

En rueda de prensa posterior a la cumbre, Tusk aseguró que alcanzar un acuerdo completo para marzo de 2019, fecha en la que Londres debe abandonar la UE, es "realista y, por supuesto, dramáticamente difícil", ya que "la segunda fase será, creo, más exigente y desafiante que la primera".

El viernes pasado, Bruselas ya constató que se había logrado un progreso suficiente en la primera fase, centrada en los derechos de los ciudadanos, la frontera irlandesa y el acuerdo financiero, pero correspondía a los líderes de Los 27 tomar la decisión definitiva sobre el inicio de la segunda fase.

En cualquier caso, la cuestión de la frontera entre Irlanda y el Ulster fue resuelta con un acuerdo de "ingeniería linguística" que deberá concretarse en las negociaciones de la segunda fase, que versarán sobre la futura relación bilateral.

Sobre las negociaciones de esta segunda etapa, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, anunció que empezarán en marzo, aunque admitió desconocer cuándo terminarán. Más presurosa se mostró May, quien, desde Londres, anunció que la segunda fase comenzará "de inmediato". Respecto al visto bueno del Consejo Europeo, May estimó que "es un paso importante en el camino para lograr el brexit suave y ordenado por el que votó la gente en junio del pasado año".

El otro gran asunto de la jornada era la reforma de la zona euro, que se considera indispensable para relanzar la UE después del Brexit y en la que está poniendo todo su empeño el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron.

Sin embargo, la débil situación de una Alemania que no tendrá gobierno al menos hasta marzo ha obligado a los líderes europeos a mantener el freno echado.

Precisamente, ayer, la cúpula de los socialdemócratas alemanes (SPD) dio su autorización para que se inicien conversaciones exploratorias con la CDU de la canciller Merkel y con sus "hermanos" bávaros de la CSU. Merkel quiere una gran coalición, pero las dudas son numerosas en el SPD, que no descarta limitarse, en el mejor de los casos, a un acuerdo parlamentario.

En espera de que se despejen los nubarrones germanos, los líderes europeos debatieron por primera vez las propuestas para reforzar la eurozona, la mayoría provenientes de la Comisión Europea, en línea con Macron.

Los reunidos establecieron un calendario que fija marzo de 2018 para una nueva cumbre y junio para pactar una "hoja de ruta" en la que se señalen los pasos que habrán de darse en los próximos años. Asuntos como completar la unión bancaria o transformar el fondo de rescates (MEDE) en un Fondo Monetario Europeo se irán negociando paso a paso. Otros, más polémicos, como el presupuesto único o el establecimiento de un euroministro de Economía tendrán que esperar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine