La victoria de Piñera le convierte en el presidente más votado en Chile desde 1993

El político conservador, que ya gobernó entre 2010 y 2014, pretende evitar la confrontación social de su primer mandato

19.12.2017 | 03:10
Abrazo entre Piñera y Bachelet tras un desayuno en el que abordaron el traspaso de poderes.

Los resultados oficiales confirmaron ayer, con el escrutinio al 99,82%, la sorprendente amplitud de la victoria del candidato conservador a la presidencia de Chile, Sebastián Piñera. El nuevo mandatario, que sucederá en marzo a la socialista Michelle Bachelet, se impuso sobre el centro-izquierdista Alejandro Guillier por 54,57% a 45,43%, con una participación del 49,11%, aunque las encuestas daban hasta el último momento previsiones de empate técnico.

Estos nueve puntos de diferencia convierten a Piñera en el candidato más votado desde que en 1993 ganó las elecciones el democristiano Eduardo Frei. En la primera vuelta electoral, disputada el pasado 19 de noviembre, Piñera había alcanzado el 36,6% de los votos, frente a un 22,6% logrado por Guillier.

La sorpresa se ha producido, según los principales analistas chilenos, por una inesperada movilización del electorado derechista, en un país donde la abstención en las presidenciales suele rondar, como volvió a ocurrir en esta ocasión, el 50%. A este factor debe sumarse la división de las filas izquierdistas.

Con todo, Piñera, que sucede a Bachelet por segunda vez -en Chile no es posible acumular dos mandatos presidenciales consecutivos-, habrá de jugar con la limitación de no contar con un Congreso afín a sus posiciones. A este respecto, el mandatario electo dio un tono moderado a sus primeras palabras tras la victoria, con la evidente intención de buscar aliados y evitar el tono de confrontación social que marcó su primer mandato.

Tras ser reconocido como ganador, Sebastián Piñera se reunió ayer por la mañana en un desayuno con la presidenta saliente. Piñera confirmó que debatieron sobre el proyecto de nueva Constitución que la mandataria se comprometió a enviar próximamente al Congreso.

El conservador se mostró de acuerdo en "perfeccionar" la Carta Magna, aunque exigió que los cambios se hagan "en un clima de unidad". "La Constitución debe ser un gran marco de estabilidad y no de incertidumbre", advirtió Piñera.

Piñera anticipó que su Gobierno será "favorable, amigo y aliado" del crecimiento económico, la inversión, la productividad y la innovación.

"La reacción favorable de los mercados refleja ese compromiso con lograr que Chile recupere el liderazgo", señaló Sebastián Piñera en alusión al alza que registró ayer la Bolsa de Santiago.

El presidente electo mantuvo también un encuentro con corresponsales extranjeros, en el que expuso sus planteamientos en materia de política exterior. Piñera expresó su deseo de que Venezuela consiga "lo antes posible" un acuerdo que permita "recuperar las libertades, la democracia, el estado de derecho" y logre superar "la grave crisis humanitaria" que padece la población.

Sobre el litigio por la salida al océano que Chile mantiene con Bolivia en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, el presidente electo se ciñó al acuerdo que ambos países firmaron en 1904.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine