Unión Europea

La UE propone que el periodo de transición del Brexit acabe el 31 de diciembre de 2020

El Reino Unido tiene previsto abandonar oficialmente el club comunitario el 29 de marzo del 2019

20.12.2017 | 16:16
Michel Barnier, el negociador comunitario del Brexit.

La Unión Europea (UE) planteó hoy que el periodo de transición solicitado por el Reino Unido una vez que haya abandonado el club comunitario el 29 de marzo de 2019 concluya a finales de 2020, al mismo tiempo que el actual marco financiero plurianual.

"Desde nuestro punto de vista, y es el punto de vista de la Comisión Europea, el término lógico de este periodo debería ser el 31 de diciembre de 2020, que es cuando termina el marco financiero plurianual", afirmó el negociador jefe de la UE para el "brexit", Michel Barnier, durante una rueda prensa en la que presentó las recomendaciones del Ejecutivo comunitario para la transición.

La primera ministra británica, Theresa May, ya había pedido un periodo transitorio de dos años durante un discurso en la ciudad italiana de Florencia en septiembre y los líderes de los países que permanecerán en la UE acordaron negociar la propuesta en la cumbre del viernes pasado, cuando también dieron luz verde al inicio de la segunda etapa de las negociaciones, sobre la futura relación.

El exeurocomisario galo subrayó que el periodo de transición deberá cumplir las directrices de negociación sobre la salida británica aprobadas en abril de este año por los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete.

En lo relativo a Gibraltar, también siguen aplicándose esas mismas directrices, según las cuales cualquier acuerdo sobre el Peñón entre la UE y el Reino Unido debe contar con la anuencia de España.

"Estas directivas de negociación reproducen precisamente el párrafo 24 de las directrices del Consejo Europeo del mes de abril que evoca la situación de Gibraltar", explicó Barnier.

Reiteró que en la transición el Reino Unido deberá respetar la integridad del Mercado Interior y de la Unión Aduanera, además de todas las reglas adoptadas en el club comunitario durante ese plazo.

Añadió que no habrá transición "a la carta", pues todas las políticas de la Unión seguirán en vigor en el territorio británico, y Londres estará obligada a respetar la autonomía de decisión de Bruselas.

"El Reino Unido mantendrá durante este periodo de transición todas las ventajas, todos los beneficios, pero también todas las obligaciones del Mercado Único, de la Unión Aduanera y de las políticas comunes", aseguró el negociador comunitario, convencido de que la transición permitirá "prepararse" para el futuro a la Administración británica y a las empresas de ambos bloques.

Las recomendaciones publicadas este miércoles también reiteran que el Reino Unido no participará en la toma de decisiones de los organismos, oficinas y agencias de la Unión, ni podrá nominar o elegir a sus miembros.

Sin embargo, durante el periodo transitorio se mantendrá la competencia de las instituciones comunitarias en el territorio británico, "en particular, la jurisdicción completa del Tribunal de Justicia de la Unión Europea".

Barnier afirmó que los Estados miembros en el Consejo de Asuntos Generales de finales de enero deberán aprobar las recomendaciones presentadas hoy por el Ejecutivo comunitario y, entonces, podrá comenzar la negociación sobre el periodo de transición, unas conversaciones que deberían concluir en marzo de 2018 y dar paso al debate sobre la futura relación entre Londres y Bruselas.

Sobre esa cuestión, el político reconoció que dadas las "líneas rojas" planteadas por el Reino Unido, a partir del tercer mes del próximo año se trabajará en un acuerdo de libre comercio, similar a los de Canadá, Japón y Corea del Sur.

Agregó que durante el periodo de transición Londres podrá mantener discusiones "exploratorias" sobre futuros acuerdos de libre comercio entre el Reino Unido y otros países.

"Evidentemente, entendemos que el Reino Unido se prepare para el futuro y me parece, personalmente, normal que haya sobre todos estos temas discusiones exploratorias", comentó.

Las nuevas recomendaciones de la Comisión también llaman a seguir negociando la cuestión de la frontera irlandesa y detallan que algunos compromisos sobre esa materia se recogerán en el acuerdo de retirada y otros se abordarán en el marco de la futura relación. Además, plantean fijar cuotas de pesca concretas durante la transición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine