Nuevo revés de May con la dimisión de su 'número dos', acusado de pornografía y acoso

La líder británica conservadora, en minoría desde las elecciones anticipadas de junio, pierde a su tercer ministro en dos meses

22.12.2017 | 01:57
El dimitido ex primer secretario de Estado británico, Damian Green.

La dimisión de Damian Green, número dos del Gobierno británico, a raíz de un caso de pornografía y acoso sexual, supone otro revés para la primera ministra, Theresa May, al frente de un Ejecutivo en minoría y en medio de las negociaciones del Brexit.

May forzó a Green a presentar la dimisión después de que una investigación interna del Gobierno concluyera que violó el código de conducta ministerial al hacer declaraciones "inexactas y engañosas" sobre el hallazgo de material pornográfico en su ordenador de los Comunes en 2008. El ya ex primer secretario de Estado, cargo equivalente al de ministro de la Presidencia, era el número dos de May, el fuerte aliado y hombre de confianza de la premier, a la que conocía desde su juventud ya que ambos estudiaron en la Universidad de Oxford.

Green, de 61 años, fue sometido a una investigación interna después de que la periodista y activista conservadora Kate Maltby se quejase de que el político había tenido una actitud "incorrecta" con ella durante unas reuniones de carácter privado. Tras esa denuncia, los medios revelaron que la Policía había encontrado en 2008 material pornográfico en el ordenador de Green durante una pesquisa relacionada con unas filtraciones del Gobierno. En las últimas semanas, Green había negado reiteradamente ambos casos en diferentes declaraciones a la prensa. Al anunciar su dimisión, el ex primer secretario de Estado reconoció que pudo haber sido "más claro" en sus declaraciones públicas sobre lo que sabía de las imágenes pornográficas y pidió disculpas a Maltby por haberla hecho sentir "incómoda" en 2015.

En una declaración, May expresó su "profundo pesar" por la salida de Green, pero puntualizó que sus acciones no estuvieron a la altura de la conducta esperada de un miembro del Gobierno. "Mientras puedo entender", añadió, "la considerable angustia que algunas acusaciones le causaron en las últimas semanas, sé que comparte mi compromiso de mantener el nivel más alto de (buena conducta) que el ciudadano exige de los ministros de la Corona. Por eso, con profundo pesar le he pedido que dimita del Gobierno", dijo May.

La salida de Green coloca a la dirigente británica en una situación difícil al haber perdido en dos meses a tres ministros de su gabinete. May gobierna con dificultades ya que perdió la mayoría absoluta en las elecciones anticipadas de junio, lo que le obliga a contar con el respaldo parlamentario de los diez diputados del Partido Democrático Unionista (DUP) del Ulster.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine