La 'premier' se desplaza a Varsovia donde quita hierro al choque polaco con la UE

22.12.2017 | 01:57

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, viajó ayer a Varsovia, al día siguiente de que la Unión Europea iniciase un procedimiento sancionador contra Polonia que puede acabar en la privación de voto en los consejos de la UE.

Theresa May restó importancia a la polémica reforma judicial, que calificó de "cuestiones constitucionales", que ha alarmado a Bruselas, ya que la interferencia del Ejecutivo en el Poder Judicial se considera en instancias comunitarias como una amenaza al Estado de Derecho.

May defendió, en rueda de prensa conjunta con su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, la necesidad de fortalecer las relaciones entre ambos países, y con otros miembros de la UE, una vez que se consume el Brexit y se alegró de la disposición polaca a negociar con Bruselas para evitar las sanciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine