La Opinión A Coruña
La Opinión A Coruña » Última hora

Medidas del BCE y Gobierno, ¿útiles para el ciudadano?

La disminución del ahorro por el IVA y el pesimismo sobre el crédito predicen un entorno autodestructivo

Pie de foto
EFE  El rescate no estimulará el crédito

José Luis del Campo Villares | iahorro.com  Estamos asistiendo a un mes de julio cuando menos extraño, ya que más que estar disfrutando del verano, los ciudadanos estamos más pendientes de ver si el que se ´quema´, y no precisamente al sol, es alguno que otro ´banquero´ (virtualmente, claro).
Hemos asistido en estos días que llevamos de mes de julio a una serie de medidas tanto del BCE, como de la UE y, consecuentemente del llamado Gobierno de España. Pero, ¿serán realmente útiles para el ciudadano?
Vamos a verlo.

Por primera vez en mucho tiempo el BCE ha dejado de pagar los depósitos que dejan los bancos en él, con lo cual ya no sacan ningún tipo de rentabilidad por ello y deberán de buscar inversiones alternativas que le salgan rentables. ¿Significará incremento del grifo del crédito a empresas y familias? Lo veremos, pero pongo la mano en el fuego, y no me quemaré, a que esto no va a suceder. Se limitarán a actuar como otros especuladores en los mercados de deuda país para beneficiarse de las ´olas especulativas´.

BCE y UE, se han puesto de acuerdo para que en este mes de julio se preste a la ´banca española´, léase en la letra pequeña al Estado y por lo tanto a todos nosotros los ciudadanos, 30.000 millones ´para ir tirando´. Esto, unido a la liquidez de las entidades ya que no depositan el dinero en el BCE debería también de aumentar el flujo crediticio. Otra mentira. Lo que está claro es que esta liquidez solo repercutirá en una bajada de la rentabilidad de los depósitos tradicionales, por lo menos, en los del corto plazo, ya que las entidades no necesitarán captar ahorros de los ciudadanos cuando ya los tienen.

A todo esto se le unen medidas del ´Gobierno de España´ en temas como subida de IVA, recortes salariales y reducción en las prestaciones por desempleo. O sea, todas una merma de la capacidad de ahorro de los ciudadanos y forzándonos a gastar más consumiendo realmente lo mismo en productos que hasta ahora. La única lógica que se me antoja es la de que se reducirá sustancialmente el consumo si los ciudadanos no sacan de lo ahorrado para poder mantener este ritmo de consumo con mayores costes para su bolsillo, cosa que por otro lado es lo que deberían de hacer, reducir el consumo al máximo.

Las finanzas de las economías familiares parece que van a entrar en una espiral de autodestrucción: las entidades financieras pagan menos por el ahorro ya que han obtenido liquidez, con lo cual a los ciudadanos no les compensa financieramente ahorrar, pero si no ahorran, este dinero lo usarán en mantener el consumo al mayor coste que los recortes gubernamentales han situado el nivel de vida. Cuando hagan esto, las entidades financieras, algunas no todas, volverán a perder cifra de ahorro, con lo cual volverán a tener problemas de liquidez, con lo cual tendrán que volver a subir la remuneración para captar el ahorro. Lo malo será que éste se habrá ido por el consumo del día a día, sustancialmente más caro.

Las medidas de rescate de la banca no se dan cuenta que es ´pan para hoy y hambre para mañana´. Cuando la subida de los precios a la que obliga el Gobierno haga disminuir los ahorros de las familias, las entidades financieras no tendrán dinero para captar, con lo cual, si ahora estaban en quiebra las cajas y los bancos, luego estaremos las cajas, los bancos y los ciudadanos. Están desvistiendo a un santo para vestir a otro y eso, a todas luces y para quien tiene dos dedos de frente, no es la solución.




Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
La Opinión Coruña