Desde Los Cantones

Hay que cambiar el gesto por la gestión

26.08.2015 | 00:44
Hay que cambiar el gesto por la gestión

Podemos no ceja en su intento de utilizar la Marea Atlántica como punta de lanza para articular en Galicia una candidatura unitaria en las próximas elecciones generales. Podemos se mueve más por intereses de poder que por intereses de cooperación. Pretende que las mareas y sus afines se sometan a sus inmutables normas, pero antes tratan de que les calienten el sillón a Pablo Iglesias y, si es posible, que le aporten un bolsón de votos en diciembre. Después, como hemos comprobado en otras latitudes y parecidas circunstancias, ejercerá de modo implacable la autoridad omnímoda de su cúpula central. Las mareas gallegas son movimientos heterogéneos con actores sociales distintos tanto en su composición como en su sensibilidad. Pablo Iglesias, advertido de la dificultad que tienen para entenderse entre ellos mismos, les ha lanzado el señuelo objetable de que podrían formar un grupo propio en el Congreso de los Diputados. Anova y EU han dado su asenso; el BNG no está por la labor, pues solo quiere asociarse con "fuerzas gallegas ajenas a la influencia de cualquier organización partidaria con sede en Madrid o en la Complutense", en palabras de su dirigente Bieito Nogueira. Los nacionalistas, en su permanente duda entre Estado o Nación, se han quedado en una familia no bien avenida. A medida que se acerca la fecha electoral, Podemos deberá cambiar el gesto por la gestión, dejar de "gobernar" simbólicamente, aparcar sus actitudes ucrónicas y actualizar su calendario, detenido en 1931. La realidad es que están fagocitando al socialismo apócrifo gallego sin timón que los acaba de sustentar (a los podemitas) en determinados municipios regionales. A este socialismo solo le queda como reserva la facción vino peleón del PSG de Vigo, personalizado en Abel Caballero. Otrosidigo

En distintos puntos de nuestra geografía funcionan reservorios políticos bien diferenciados. El popular está en Sanxenxo-Sangenjo, donde figuran Rajoy, Ana Pastor, Rafael Catalá y, de vez en cuando, Núñez Fejióo. En Comillas, las familias predominantes son las de Esperanza Aguirre y los Rodríguez Ponga. La izquierda nacional ha elegido este año Zahara de los Atunes, por donde han pasado la alcaldesa de Madrid y nuestro alcalde D. Xulio Ferreiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine