De griegos y de españoles

18.01.2016 | 00:44
De griegos y de españoles

Menos mal que en Grecia los jueces son como deben ser. Nada que ver con sus políticos que, cualquiera que sea su ideología, resultan impresentables.

¿Qué pretendían las autoridades griegas deteniendo a los bomberos españoles? Son funcionarios cuya solidaridad merma sus vacaciones, pues los días que se dedican a salvar vidas en el mar Egeo se descuentan de los de reposo.

No hay quien entienda esto, y presumen de que el Ática es la decana de las democracias; si, tanto como es la Carta Magna de Juan Sin Tierra la primera constitución, cuando realmente no fue mas que un reconocimiento de los privilegios de la alta nobleza por parte del malo de las películas de Robin de los Bosques, que robaba a los ricos para ayudar a los pobres... Igualito que los políticos helenos actuales, los cuales, bien de derechas, bien de izquierdas, centrocampistas o de coletas, mienten, mendigan, exigen, no pagan y encima ponen verdes a los que les ayudan. Cualquier parecido de la Grecia actual con la clásica es mera coincidencia.

Un griego actual no tiene nada que ver con los supuestamente demócratas clásicos, resulta difícil distinguirlo físicamente de un turco, mas bien imposible; su idioma está mas lejos del de Platón que el koruño del de Ovidio.

En los negocios son mas incumplidores que nadie, en eso si que están a la cabeza de la Unión Europea.

Bueno, pues esta tropa, como diría el Conde de Romanones, no se diferencia demasié de una buena parte de senadores y diputados que esta semana constituyeron las Cortes.

Como España sigue siendo diferente, nuestra cámaras legislativas también lo son: vestimenta, modales, juramentos y promesas, y otras diversas actitudes que no tendrían cabida ni en una asamblea de cafres... Y esto esta empezando, va a haber de todo. Hasta puede que de nuevo tengamos comicios generales para la primavera, o que forme gobierno el segundo de la clasificación. Esto, sumando puntuaciones de segundones, podría aplicarse a la Liga de Fútbol y así el Real Madrid y el Barcelona dejarían de ser los habituales campeones.

En tanto se desarrolla el proceso de formación de gobierno, el ejecutivo provisional debería ir planificando las nuevas necesidades de las cámaras legislativas.

El Congreso ya tiene guardería, pero necesita aparcamiento para bicis, peluquería afro, sala de música charanguera y acaso un establo, pues igual se le da a unas cuantas Señorías acudir a las sesiones a caballo, o montados en mulo, o en asno. Claro está que, en algunos casos, sería mas lógico que los legisladores llevasen a su lomo a los jumentos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine