Desde Los Cantones

Las sardinas, la abstención y los 'abajo firmantes'

15.06.2016 | 00:57
Las sardinas, la abstención y los 'abajo firmantes'

Se acerca la festividad de San Juan, día grande de las Meigas coruñesas, que tratarán de asomar la nariz, sin molestar a D. Xulio, régulo cuya conciencia laica pretende condicionar nuestras tradiciones. Otero Pedrayo y Castelao tenían distancia en su actitud piadosa, sin embargo no dudaron nunca en ponderar cómo las manifestaciones religiosas formaban parte inseparable de la identidad de Galicia. Lo que no podrá evitar, la autoridad competente, son las pequeñas lumeiradas que los bares ponen a la puerta de sus establecimientos para asar las sardinas, uno de los grandes bocados de la gente marinera. En nuestra región son famosas las multitudinarias sardiñadas de Sada, aunque el disfrute mayor es el que cuenta con buen césped y mejor sombra. Sobre la sardina hay abundante literatura y recetario. José Plá la aconsejaba a la brasa, con aceite de oliva y unas gotas de vinagre; en Muros son famosas las sardinas secas y ahumadas con laurel, Cunqueiro creía que las sardinas causaban adicción. Ofrecía, entre otras especialidades, la esparrada (abiertas, sin espinas, rebozadas en huevo), lañada (abierta, con espina, en sal 24 horas y lavada, cocida con patatas y cebolla) y la zaragallada (empanada con el compuesto de cebolla, tomate y pimiento verde). En general, a los gallegos nos gusta más sencilla, asada a la parrilla -a la brasa suele perder propiedades-, acompañada de pan de maíz. Las sardinas, como se observa, son un compango especial. Cuenta la leyenda que hubo clérigos del litoral que compensaban el pecado de la gula con la renuncia a cualquier otra falta interdicta por el voto de castidad

Otrosidigo

Según datos estadísticos, barajados desde el año 2000 hasta la fecha, las provincias gallegas registran, en las elecciones generales, el siguiente grado de abstención: La Coruña, 30,5%; Lugo, 20,05%; Orense, 30,4%; y Pontevedra, 28.8%. Resta la aparición de los abajo firmantes, especie de equipo médico habitual, personajes que poseen lo que el poeta inglés Keats, autor de las Vísperas de San Marcos, llamaba "capacidad creativa"; no saber unir los hechos a la razón

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine