Desde Los Cantones

Improvisadas "intermodales" urbanas

13.07.2016 | 00:33
Improvisadas "intermodales" urbanas

En La Coruña, el problema del tráfico urbano es un antiguo enigma sin resolver. De nuevo, se aborda la enésima reforma con los reparos que la ciudad exige por su configuración geográfica. En aras de prevenir tantas dificultades, se firmó en 2002 la ejecución de la intermodal, cuya fecha de finalización se estableció en 2008. El entonces ministro de Fomento, D. José Blanco, puso a su antojo el mapa de infraestructuras de Galicia y se entretuvo en construir el mamotreto de Lavacolla; y dejó para su sucesora Ana Pastor, entre otros asuntos relevantes, como el ferrocarril a Langosteira y la intermodal coruñesa, pieza clave para la reforma de la fachada marítima y la regulación del tráfico urbano, según aborda el Plan Busquets, todavía sin concretar. Y otra vez aparece afectada la plaza de Pontevedra, galimatías circulatorio y peatonal, hasta hace poco punto de partida y llegada de autobuses de cercanías, cuyo contingente rural y marino han tenido siempre relación armoniosa. Permitir que la Marina y los jardines de Méndez Núñez se constituyan en una especie de improvisadas "intermodales" distorsiona la idea de la ciudad, y el soporte de su estructura social, por afectar a lugares de intenso habitar y de encuentro. En términos sociológicos, la ciudad es una extensión urbana donde "algo tiene lugar" y "tener lugar" califica los espacios, que hacen la urbe más cómoda, y que recupere, en el caso de La Coruña, el espejo del mar, tan olvidado por nuestras autoridades.

Otrosidigo

Negarse a cumplir las mociones aprobadas en los plenos municipales no suelen ser decisiones higiénicamente democráticas. Lo ético y lo estético tienen códigos irrebatibles. Cuando no se aplican, se incide en la arrogancia del actor o derivan en ataques de importancia, difíciles de disimular si no se dispone de guardarropa de fondo. El veredicto de las urnas invita a la reflexión ciudadana. Hay datos aparentemente anodinos pero concluyentes en el ámbito del marketing y la publicidad. El escaso respaldo a los mareantes en el sector rural, parece indicarnos que el título de "marea atlántica" es menos abarcativo y más excluyente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine