Pronósticos electorales sin sorpresas

11.09.2016 | 01:38
Pronósticos electorales sin sorpresas

El Barómetro del CIS sobre las elecciones gallegas que conocimos esta semana hace un pronóstico que en Galicia habrá sorprendido a pocos. Núñez Feijóo repite mayoría absoluta holgada con los mismos 41 escaños; el PSdG pierde 2 de los 18 que tuvo en 2012 cuando con Pachi Vázquez perdió 7 de los 25 que en 2009 había conseguido con Touriño, el líder más capaz de la historia del partido; el BNG que perdió 5 en 2012 pierde ahora otros tantos y queda con 2; en Mareas y compañía debuta con un muy buen resultado entre 15 y 17 escaños y C's ninguno o 1. Los datos son muy claros en lo que importa, quién gana y va a gobernar y quién pierde y queda en la oposición pero hay otros tres que explican los anteriores de modo transparente. El primero es la percepción que los encuestados tienen de la situación de Galicia: un 26% considera que es buena o muy buena y un 50 que regular, mientras que la percibe mala o muy mala el 22%. En contraste, ve la de España buena el 6%, regular el 40% y mala o muy mala el 53%. Conclusión de consuelo que en estos tiempos no es poco, no estamos para muchas fiestas pero sí bastante mejor que en el resto de España. El segundo se refiere al conocimiento de los líderes y viene a subrayar lo sabido, que no es conveniente jugar a cambiar liderazgos, a inventarlos sobre la marcha cabe decir, en vísperas electorales. Feijóo es conocido por el 98,5%; a Fernández Leiceaga, ¡qué enemigo ha diseñado el cartel del socialista con la cara cortada por una franja horizontal en la que, acercándose a dos metros se lee, por unha resposta nova!, lo desconoce el 51,6%; a Pontón del BNG, el 57%; a Villares de Mareas, el 67% y a Losada de C's el 68%. Por cierto, flaco favor le ha hecho Rivera a su candidata asegurando que apoyará a Feijóo si necesita su voto para gobernar porque una oferta así anima a algunos de sus posibles votantes a llegar a idéntica meta por el camino más corto y seguro en lugar de arriesgarse a que Losada quede fuera del parlamento y Feijóo del Gobierno. ¿Por qué no te callas Albert? Y, en fin, el tercer dato sobre el estado de las autonomías y la identificación de los encuestados. El 24,7% prefiere un Estado sin autonomías o autonomías con menos competencias; un 35% se inclina por la situación actual; un 23% quiere más competencias y un 9,3% apuesta por un Estado que reconozca la posibilidad de independencia a las comunidades. Y en cuanto a la identificación, los que se sienten sólo españoles, más españoles que gallegos y tan españoles como gallegos suman el 78%, el 16% se siente más gallego que español y el 4,6% sólo gallego. Se definen como no nacionalistas el 77% y el 20% como nacionalistas gallegos.

Con estos datos a la vista, algunas proclamas de algunos candidatos se entienden difícilmente. Es el caso de Leiceaga que sin titubeos se abre a pactos con cualquiera para echar a Feijóo, lo mismo que Villares y Pontón. Si esa disposición del PSdG, que no era la de Méndez Romeu, una oportunidad tirada por la borda como en su día pasó con Touriño, es la que los socialistas defienden en ayuntamientos, autonomías y en Las Cortes, ¿cómo es que no se explican su constante pérdida de apoyo social en todos los ámbitos? Acompañados por nacionalistas, soberanistas o independentistas dígase con claridad y por en Mareas, que lo son igualmente, ¿cómo esperan los socialistas gallegos recuperar el amplio espacio que ocuparon? Desnortados, con un candidato poco conocido y procedente del nacionalismo y encima con la casa revuelta, los 16 escaños que les pronostica la encuesta aún parecen muchos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine