¡Menudo año 2018 nos espera!

09.01.2018 | 00:56
¡Menudo año 2018 nos espera!

Por las informaciones que se han venido dando en distintos medios de comunicación y en otras ocasiones tras las declaraciones de determinados miembros del Gobierno el año 2018 que acaba de comenzar nos depara una situación económica, para una gran parte de las familias españolas, que les va a obligar a verse sumidas en una situación verdaderamente dramática, cuando no imposible de llegar a fin de mes en una muy deteriorada condición de supervivencia.

El recibo del gas aumentará un 6,28% de media ya en este mes de enero, pese a que el Gobierno ha reducido el precio del alquiler de los contadores. La factura del gas también incluirá una indemnización de 96 millones de euros a la plataforma Castor, pese a que el Tribunal Constitucional la ha declarado inconstitucional.

Respecto a la luz eléctrica, el precio se incrementará un 2,5%, a causa del incremento del mercado mayorista, y ello después de incrementarse un 10% el año pasado.

Tras el acuerdo alcanzado por los países de la OPEP para mantener la oferta de crudo durante el año 2017, el precio del petróleo se fue incrementando paulatinamente y cerró 2017 en unos niveles no vistos desde 2015, por encima de los 68 dólares por barril de Brent; lo que ya hemos visto como han subido los carburantes en nuestra comunidad, si bien ello ha repercutido fundamentalmente en el precio del gasóleo, en próximas fechas lo veremos en las gasolinas, con plomo y sin plomo.

Las tres grandes compañías que operan en España, Orange, Vodafone y Movistar ya han anunciado que subirán sus tarifas este año. Movistar aumentará dos euros sus tarifas de internet y fijo sin ninguna mejora en las condiciones.

También subirán el coste del establecimiento de llamada y de los datos extras del móvil, así como por el paquete fusión, elevará su tarifa hasta los cinco euros, con una subida de dos GB de línea. Vodafone incrementará hasta un 10% sus precios para las nuevas contrataciones desde el 15 de enero.

Orange aumentará entre dos y cinco euros al mes sus tarifas, dependiendo del paquete contratado, con una subida de 1 y 6 GB de datos móviles, pero sin alterar para nada la velocidad.

El precio medio del peaje de la red de autopistas que dependen del Estado se encareció un 1,91% nada más comenzar el año. El incremento coincide con el rescate de las vías de pago en quiebra, que tendrán que volver a ser licitadas.

Las pensiones contributivas, por quinto año consecutivo, se han revalorizado un 0,25%, el mínimo que establece la ley, por lo que teniendo en cuenta la inflación, los pensionistas hemos perdido en 2017 poder adquisitivo, alcanzando en estos cinco últimos años una pérdida de un diez por ciento desde que nos suprimieron la referencia al Índice de Precios al Consumo (IPC), en mi modesta opinión, contra lo dispuesto en la propia Constitución. Para que nos sirva de referencia lo que es la subida del 0,25% les diré que la pensión mínima de jubilación sin cónyuge a cargo pasa a ser de 639,3 euros frente a los 637,7 euros del año 2017. Una subida como se puede comprobar de apenas 1,6 euros.

El salario mínimo pasará este año, tras el acuerdo logrado por las fuerzas sindicales y empresariales de nuestro país, a tener una subida del 4%, pasando de 707,6 euros, a 736,1 en catorce pagas. Ello será así siempre que se produzcan dos supuestos:

a) Que la economía crezca por encima del 2,5%.

b) Que se creen 450.000 puestos de trabajo.

El propio Gobierno, que ha firmado tal acuerdo, prevé un crecimiento del 2,3, para el año 2018, y el mismísimo Banco de España lo establece en el 2,4. Es decir, firman ni lo que ellos mismos están convencidos de que se alcance. ¡En este país alguien tiene que hacerse una revisión en profundidad!

Los sueldos de los más de tres millones de funcionarios públicos, no van, al menos por el momento, a experimentar ninguna subida.

Dependiendo de que se aprueben los presupuestos para el 2018, en cuyo caso se prevé que podría alcanzarse un incremento del 1,5%.

La baja por paternidad, que se había pactado con C´s, para ampliarla de cuatro a cinco semanas, queda congelada, lo mismo que la bajada del IVA (del 21% al 10%) del cine.

Menudo año 2018 nos espera, y eso que España va bien, la crisis está superándose y los españoles van más de vacaciones. ¡Qué cara más dura!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine