El estrés, la falta de sueño o los cambios de tiempo

Neurólogos alertan de que aumentan las cefaleas crónicas, que limitan al paciente en su día a día, por la falta de control médico n Con un tratamiento adecuado se puede hacer vida normal

11.09.2015 | 01:07

Pese a que el origen de las migrañas es genético -una mayor sensibilidad en ciertas estructuras cerebrales- son varios los desencadenantes y estímulos que sin ser la causa del dolor pueden provocar una crisis. El estrés (58,6%), la alteración del ritmo de sueño (65%), el ayuno prolongado (16,7%) o el consumo de alcohol (10%) son los principales, según la Sociedad Española de Neurología, pero hay muchos más y en ocasiones ninguno es determinante. "Algunos episodios de migrañas son expontáneos, sin desencadenantes", explica el neurólogo gallego Rogelio Leira, quien asegura que lo ideal para no tener migrañas sería "llevar un ritmo de vida lineal, sin cambios". "En cuanto hay algún desequilibrio por exceso o por defecto: dormir mucho o poco, trabajar mucho o poco, cuando hay algún cambio hay mayor riesgo de que se produzca un dolor de cabeza de este tipo", señala.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine