La 'despensa' solidaria de Galicia

Los bancos de alimentos colaboran con 670 entidades, 240 de ellas de la provincia de A Coruña, para garantizar un plato de comida diario a más de 100.000 ciudadanos

13.09.2015 | 11:26
Un voluntario en uno de los bancos gallegos de alimentos.

Cuatro bancos de alimentos, con delegaciones en las principales ciudades de la comunidad, cubren las necesidades de más de 100.000 gallegos. De sus almacenes salen, cada año, millones de kilos de solidaridad que garantizan un plato de comida diario a quienes la crisis económica ha dejado en peor lugar. Aquí, nada caduca, tal y como reconoce el presidente de la Federación Gallega de Bancos de Alimentos (Fegaban), José Pita Chento, quien se muestra convencido de que "si toda la comida que se tira y se desperdicia volviese al circuito, nadie pasaría hambre". Aún así, resalta la "buena disposición" y el "sentimiento solidario" de las empresas y, sobre todo, de las ciudadanos de Galicia que, asegura, "se vuelcan con todas las campañas que organizamos"

Son la gran despensa solidaria de Galicia. De sus almacenes salen, cada año, millones de kilos de productos de alimentación que, distribuidos a través de unas 670 entidades de acción social -alrededor de 240 en la provincia de A Coruña-, garantizan un plato de comida diario a más de 100.000 gallegos. Durante los meses de verano, los bancos de alimentos de la comunidad han redoblado esfuerzos ya que, a las atenciones que realizan de manera habitual, han tenido que sumar, por segundo año consecutivo, a nuevas familias, unas 260 en total, que solicitaron su ayuda a través de los concellos para compensar el cierre de los comedores escolares en vacaciones.

"El año pasado le planteamos a la Xunta nuestra preocupación por el cierre de los comedores escolares durante los meses de verano, ya que si los niños no comen, tampoco lo harán sus padres, y se decidió poner en marcha, en colaboración con la Federación Galega de Municipios y Provincias (Fegamp), una campaña especial para que las familias que acreditasen carecer de ingresos suficientes pudiesen solicitar nuestra ayuda a través de los concellos. Esa primera experiencia funcionó bien, de ahí que se decidiera darle continuidad", explica el presidente de la Federación Gallega de Bancos de Alimentos (Fegaban), José Pita Chento, quien reconoce que ese reto añadido les ha supuesto "un sobreesfuerzo importante", aunque están "muy satisfechos" con el resultado.

"Hemos tenido que trabajar duro, ya que en los meses de verano, y especialmente en agosto, son muchos los voluntarios que también se van de vacaciones, pero ha merecido la pena. Distribuimos a los concellos que nos lo solicitaron dos suministros, uno por cada mes (aunque algunos llegaron tarde y sólo pudimos hacerles llegar el de agosto), en los que procuramos que no faltasen productos de verano y mucha fruta de temporada. En total, se beneficiaron de esta nueva experiencia unas 260 familias", subraya el presidente de la Federación Gallega de Bancos de Alimentos (Fegaban).

Convencido de que "si toda la comida que se tira y se desperdicia volviese al circuito, nadie pasaría hambre", José Pita reconoce que la crisis económica ha servido para hacer aflorar el sentimiento solidario de los gallegos.

"Cuando hacemos las operaciones kilo en los supermercados, mucha gente se acerca y te explica que a ellos no les sobra pero que van a colaborar porque nunca se sabe cuál puede ser su situación el día de mañana", señala Pita Chento, quien insiste en que, en los últimos años, ha cambiado el perfil de la pobreza en la comunidad gallega, y pone en entredicho la "recuperación económica" de la que tanto se habla.

"Alguna gente sí está encontrando trabajo, pero en condiciones precarias, con sueldos muy bajos. ¿Cómo va a vivir, por ejemplo, una pareja con dos niños y unos ingresos de 800 euros, o incluso menos, si tiene que pagar hipoteca, facturas y otros gastos corrientes? ¿Qué le queda para comer? Puede que hayamos tocado fondo, pero no se puede hablar de recuperación hasta que no se genere empleo de calidad", remarca el presidente de la Federación Gallega de Bancos de Alimentos, José Pita.

Cualquier donación, tanto de empresas como de personas particulares, es bien recibida en los bancos de alimentos que funcionan en toda la comunidad gallega, donde "nunca sobra nada", siempre y cuando no se trate de dinero. "No aceptamos aportaciones económicas, esa no es nuestra filosofía, solo alimentos", recalca el presidente de Fegaban.

Entre los productos más demandados por los bancos de alimentos que funcionan en la comunidad, destacan la leche, el cacao, las galletas, los cereales, el aceite y las conservas, entre otros.

"Solemos pedir mucha leche y galletas para los niños, ya que este tipo de productos les aseguran el tener un desayuno y una cena, tanto a ellos, como a sus padres", apunta Pita Chento, quien también hace especial hincapié en los beneficios de donar conservas, ya que permiten "solucionar una comida". Pese a estas especificaciones cuáles son los productos de mayor demanda en los bancos de alimentos, insiste en que "ahora mismo, todo es necesario".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Lotería del Niño 2017

Comprobar Lotería del Niño

Toda la información de la Lotería del Niño. Comprueba los números premiados con nuestro widget de la Lotería del Niño.

 
Widget Lotería del Niño

Llévate a tu web, a tu escritorio o a tu iGoogle los resultados de lotería de Navidad y de la lotería del niño. Descárgatelo

 
Enlaces recomendados: Premios Cine