El Supremo obliga a una divorciada a compartir la deuda que contrajo su exmarido

14.02.2016 | 01:13

El Tribunal Supremo obliga en una reciente sentencia a una mujer divorciada a compartir la deuda de 215.800 euros que su exmarido contrajo sin su autorización a través de sucesivos préstamos bancarios personales, debido a que ambos estaban casados en régimen de bienes gananciales.

El argumento central de la sentencia del Supremo es que las deudas contraídas a cargo de una sociedad de gananciales matrimonial deben cargarse a los dos cónyuges si queda demostrado que el dinero se empleó en cubrir los gastos de la vida en común y familiar.

El caso que se resuelve con la citada sentencia es el de un matrimonio de Alicante que se divorció en 2011. Durante los años en los que estuvieron casados el marido contrajo deudas a cargo de la sociedad de bienes gananciales hasta que, fue declarado en concurso de acreedores. La mujer argumenta que los créditos se cargaron a la cuenta común sin su autorización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL

PREMIOS OPINIÓN MÚSICA RAÍZ

Premios Opinión da Música de Raíz

Consulta aquí a información dos premios de música do noso diario


GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


Enlaces recomendados: Premios Cine